Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

LA NACION DE LOS SABIOS

  De ser   verdad, aquella   multitud   de   jóvenes   era   lo que   restaba   de la   mítica   nación de sabios.   Pudo   penetrar   por   unos   escalones   bien   disimulados, por   el   azar   astutamente   allí   dejado;   una   piedra informe   o   multiforme, que   cuando   la   tuvo en sus   manos, supo que   no   era   una   piedra. Solo lo aparentaba. Se   podía   decir de   ella que era   de   un intenso   color negro, pero poseía   unos   mínimos   oros   en sus   tenues   poros .La   dejó donde la   halló.     Ahí   fue   donde   removió   las ramas secas   y   halló   las   ocultas   gradas que   lo llevaron   a la   ciudad   subterránea.   Al   principio   lo deslumbraron   las   zonas   por donde la   luz   natural   penetraba y   aunque   no   halló   personas,   observó objetos de   uso   diario    que   ni   eran de   piedra   ni   de   cerámicas y mucho menos de   madera.   Piezas   impecables y   prolijas   en   una   especie de   escurridero. Allí mismo   s

Entradas más recientes

LA CARTA

NOSTALGIA

EL LEGADO

CAMBIO CLIMÁTICO Y ALIMENTACIÓN

HAY QUE TENERSE FE

LLUVIA

EL OBSEQUIO

Páginas vistas en total