LA CASITA DEL ÁRBOL



Una  muy  querida  amiga  estuvo  casada  con  un  señor a  los que  la  gente  llama  “ un  manitas”.  Son  personas  hábiles,  capaces  de  hallar  siempre  la  solución  a  cualquier  mecanismo  que  deje de  funcionar.

Y  entre  sus  habilidades  estaban  las  maderas.  A  las  cuales  amaba.

En una  casa  de  fin de semana  que  supo  tener   su  familia,  construyó  una  casita  en un  árbol  para  solaz  de  los  niños .

Parece  que  hay  en  no  pocos  países  una  nostalgia  que  lleva  a  regresar a  la  “casita  del  árbol” ; ahora  con  las  nuevas  tecnologías  quienes  trabajan   la madera, realizan  verdaderos  hogares con  los  más  encantadores  diseños.

Desde las  más  rústicas,  como  las que  se  pueden  apreciar en los  Pirineos, pasando  por  esas  joyitas  que  ha  “plantado” por  más de  20  años  cierto  constructor  francés,  y  otro empresario  que   hace  lo suyo  en  zonas  boscosas  del  norte  de  los  Estados  Unidos  y  también  Canadá,  todas  son  el  prodigio del  ingenio de sus  Constructores.

Como es  obvio  no  todos los  árboles  o  grupos de  árboles, pueden  ser  elegidos  para  esta  noble   misión de  sostener  un  hogar – sea  este  pequeño  o   muy amplio  -  en  una fraternidad  que  es  dominio  de la  misma  Naturaleza.

Tal  es  el  éxito  de  estas  construcciones, que  van  surgiendo   hoteles  cuyas  habitaciones  están  ubicadas   en esas  notables y  serenas  alturas.

Felices  aquellos  que  puedan  integrarse  a  los  latidos  de la misma  Creación.

Foto:visitaCasas.com

 

 



Comentarios

Adelina ha dicho que…
Bellísimo.
Albada Dos ha dicho que…
Es una afición que entretiene y permite un espacio más. A mí me encantan.

Un abrazo

Entradas populares

Páginas vistas en total