sábado, 6 de febrero de 2016

HISTORIETA




Hoy toca a la señora de este blog dedicarse a las mermeladas ! Y aquí estoy yo para contaros una pequeña historieta siguiendo en la línea del Psiquiatra Meluzzi del que se ocupara mi media naranja.
Años ha fuimos los felices poseedores de un Cucciolo. Un Cucciolo! Que era una bicicleta dotada de un motor que funcionaba a gasolina, con el que nos transportábamos cada día por donde hubiera necesidá.
Un buen día – ya dueños de un pequeño auto – lo vendimos a un tío que luego de revisarlo minuciosamente, desembolsó su precio sin regatear. Cosa rara! Porque por donde vivíamos el regateo en esto de las compra-ventas , era lo que se estilaba.
Pasó un tiempo y la vez que decidimos comprar un electrodoméstico, fuimos al local de ventas mas visitado entonces y allí nos encontramos al dueño del Cucciolo, ejerciendo de vendedor, muy atento y espabilao. Tanto arte tenía que nos hizo comprar no solo la nevera, sino una de estas jarras para los licuados y una tostadora.
Otro día descubrimos que se había convertido en propietario de una hermosa casa en nuestro vecindario . El hombre progresaba.
Al tiempo que sus hijas terminaban la secundaria, nos venimos a enterar que se movía entre las filas de la política. Vaya sorpresa!
Y en los próximos meses se vió la ciudad empapelá con su retrato - bastante retocado por cierto – que entonces no había Photoshop. Había mitines por una plaza y por otra y el tío hablaba y hablaba - siempre con sus impecables trajes y corbatas a la moda - pero le faltaba carisma. Cada tantos minutos hacía cierto gesto típico de quien lleva la corbata demasiado ceñida. Era mas bien combativo. No amenizaba el discurso con anécdotas chispeantes, en fin. Demasiado formal para nuestro gusto. En total que no llegó a conseguir 1400 votantes y no logró lo que pretendía. Pero siguió y siguió.
Le perdimos la pista porque desapareció el hombre de nuestro barrio.
Tiempo después, le vimos en una foto muy publicitada, junto al líder mas emblemático del Partido Comunista. Entonces nuestro ex vecino, se había convertido en el Secretario General del tal partido de una de nuestras CC.AA.
Pocos años después, ya no militaba en las filas del Partido Comunista, y había hecho su entrada triunfal en el PSOE . Otra vez se había candidateado para Diputado. Y otra vez no lo logró.
Leyendo los diarios como siempre hemos hecho, nos enteramos que era dueño de una empresa muy importante en una ciudad altamente populosa y , oh, sorpresa, alguno de sus empleados le estaba demandando por no pagar las cargas sociales correspondientes.
Un lapsus!” , pensamos. No pué ser que todo un ex- comunista, socialista convencido y practicante cometa esos yerros! Perjudicar a un trabajador: NUNCA !
No lo váis a creer: comentando la noticia con nuestros amiguetes, nos venimos a enterar que el tío este se iba cada domingo a misa de once, como cuadra a todo un caballero católico , lo que compensaba asistiendo ciertos días determinados a las tenidas de la Logia masónica de su distrito. Mejor imposible: católico y masón!
Y también practicaba la caza de emplumados, para lo cual disponía de dos hermosos ejemplares de pointer de pura raza, con su pedigree internacional y sus trofeos . A pesar de lo cual, cuando los perros no le hacían bien la faena, les castigaba con sendas patadas donde les cayeran a los pobres canes, que verguenza les daba a sus compinches de cacería. Alguna vez debió llevar a uno de los perros de urgencia a un Veterinario. Y eligió justo a ese doctor cuyo garage sigue estando tapizado con las plumas de las Alectoris rufa, esa bella parienta de los faisanes.(Luego dicen que está prohibida su caza! ) 
Como suele decir el dicho popular: “Dios nos cría y nosotros nos juntamos” .
Como era de esperarse, nuestro ex vecino, abandonó al PSOE y se refugió en uno de esos bloques nacionalistas o nazi -o-nalistas, que mas se parecen a ciertas gotas nasales, porque no curan pero ayudan a respirar.
Quien sabe por cual razón desconocida, nos venimos a enterar que el ex-vendedor, ex-político, ex-empresario, ex-cazador, ex-evasor impositivo, ha tenido a bien dejar de respirar definitivamente. Y en los obituarios que se publicaron, como cuadra a estos personajes de la vida política, todos han señalado “su fuerte espíritu de lucha” aunque ya nadie lo recordaba y en sus últimos años había padecido esa enfermedad que quita toda memoria .
Hasta eso ! Ha tenido la suerte de perder la memoria! O se le fue royendo por quien sabe qué ratonazos que siempre llevó metidos en la mollera !

Foto: pma507pty.com

2 comentarios:

Albada Dos dijo...

Fiel reflejo de la memoria de unos ciudadanos desmemoriados, imagino

Un abrazo

Rodrigo dijo...

Hola, Beatriz. Hola a todos.
Ya tenemos aquí otro de esos personajillos medradores... Que, la verdad, no sé de dónde los sacas, amiga Beatriz. Sí, sí, ya sé que no son perros verdes, que de estos podencos abundan por las calles de dios. Pero parece, no más, que tengas una predisposición para tropezarte con ellos.

Pues sí, mire usté, que de estos abundan por todos lados, y aquí, en nuestro solar patrio, con reincidencia. Mírese, sin ir mucho más lejos, a nuestro juvenil trotskista, sociolisto liberal y, finalmente, PPexministro Piqué. Personaje que si no tan humildemente camaleónico como el tuyo, Beatriz, pertenece a tribu afín.

¿Por qué será que casi siempre la deriva es la misma? ¿será que la vida del ser humano, a medida que avanza, se escora de izquierda a derecha?
Excepción es lo contrario (véase a nuestro "Sexteto Profesor" Verstrynge que ha pasado de nada menos que Presi de AP (Alianza Popular), a libertario-podemita). Nadar de derecha a izquierda suele ser hacerlo contra corriente.

Pero, a lo que vamos: que nos traes a unos personajes, Beatriz, que son reales como la vida misma, y, como la misma vida que nos toca vivir a diario, puro día de la marmota. Se repiten y se repiten, porque, al fin y al cabo, no deja de ser un modelo salido de un molde tozudamente eterno.

Gracias por ilustrar, B.
Un abrazo a todos.