PROBLEMAS CON EL ALCOHOL

Resultado de imagen para Personas  bebedoras

 Decía el famoso cirujano cardiovascular RENÉ FAVALORO, que se podía beber media copa de buen vino con el almuerzo y otra media copa con la cena. Y lo sugería como una dosis suficiente para cada organismo.

Seguramente todos nosotros conocemos personas adictas a las bebidas alcohólicas, que van desde los whiskys y licores de buena calidad, hasta los vinos envasados en tetrabrik. Acaso la mayoría de esta personas saben hasta cuantos decilitros pueden llegar - pero otros lamentablemente no- porque su organismo padece una necesidad continua de beber , igual que ciertos diabeticos tienden a consumir dulces en exceso.

Actualmente muchas de estas personas tomando conciencia de su problema, han acudido a Centros Especializados de atención y comenzado un nuevo camino en su Vida. Han revalorado ese inmenso tesoro que es la BUENA SALUD , y cada día ponen su Voluntad en marcha para no caer en la “copita diaria” , en el “medio vasito”, etc. etc.

Os voy a contar el caso de R.

Nadie le vio  nunca en estado de ebriedad. Cuando se hallaba en ese estado se recluía en su departamento y nadie le veía. Era una mujer muy bonita, que se había especializado en una profesión lucrativa. Se casó con alguien también alcohólico. Al punto de perder su propio empleo por causa de la bebida. Vivieron en casa de los padres de él , y mientras vivió la suegra, R. trataba de contenerse. No obstante también perdió su trabajo, a causa de los errores cometidos.
Se habituó a tocar el timbre de la casa de los vecinos pidiendo una suma exigua de dinero “para viajar en el bus” . Años viviendo en el limbo del alcohol, marido y mujer.
Cuando él falleció a causa de los graves problemas de salud que le causó la bebida , R. directamente pasó a estar día tras día recluida para que nadie la viera caerse por las aceras. No tuvo siquiera - observando cómo se le ulceraban los dedos de los pies - la premura de hacerse atender en algún Hospital. Se dejó estar hasta que ella misma no toleraba su propio hedor.
Y cuando finalmente pidió ayuda, y logró que una Ambulancia viniera a buscarla a su domicilio, ya era demasiado tarde.

Ilustración: www.quimicaviva.qb.fcen.uba.ar






Comentarios

Albada Dos ha dicho que…
Es una adicción devastadora como la heroína en su tiempo. Afecta tanto a la familia y el entorno, que acaban por ser piltrafas. Y como dices, en algún momento, ni ellos pueden aguantarse. para alejarse de su actual situación ante el espejo, beben para olvidarlo.

Un abrazo

Entradas populares

Astronomy Picture of the Day

Páginas vistas en total