UN BRINDIS

El presidente de Paraguay, Fernando Lugo, ha reconocido este lunes en un comunicado público la paternidad de un niño de dos años, cuya madre había presentado una reclamación judicial.
Soledad Gallego-Diaz / Bs. As. 13/04/2009.
El País.com – version digital.

Beatriz Basenji ( http://lasalsamadre.blogspot.com ) - 13-04-2009 - 21:41:58h
Todos los miembros de la Iglesia Católica debieran tomar ejemplo de este hombre que ha reconocido ser padre. Enhorabuena! Hay que felicitarlo y apòyarlo , para que el Vaticano entienda de una vez por todas que no se puede vivir negando nuestra naturaleza humana

Un brindis! Hagamo un brindis, como Dios manda, pa felicitar ar Presidente de Paraguay, don Fernando Lugo. Ha reconocío ser padre de un niñito de dos años. Lo cual equivale a reconocé que se es humano, y uno tiene su corazón y su energía pa amar por lo mas alto.
Josú! Estas son noticias que te hacen estremecé dealegría.
Porque , shico, la gracia mayor que los humano podemos poseer en este mundo, es el Amor. Er mayó de los pecaos es LA FALTA DE AMOR.
Pero es er caso deste hombre, quen su momento supo renunciar a las glorias vaticanas, y lo hizo quizá no tanto por su perfil político, sino por su condición de hombre, capaz de amar e inclinar a una mujé joven ar mismo sentimiento.
Si Dió lo ha premiao con la paternidad, porque se lo merece. Naides es padre o madre sin haber vibrao en Amor. Y aqueyos que adoptan una criatura, son doblemente padres, porque aman a favor de la Vida y se entregan a la misión de plantar un niño con er Arma y er corazón.
La noticia desta paternidad reconocía por el Presidente Lugo nos devuelve la fé en los prójimos.
No semo de piedra. Tenemo piel, hormonas, vísceras que nos vuelven flor, esencia, sudor y lágrima. Brindemos pues, por este hombre que simplemente se ha entregao al Amor y a sus santas consecuencias.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
ESTUPRO EN EL OBISPADO

2009-4-13

Por Luís Agüero Wagner.

Una escabrosa historia de encubrimiento a un farsante acabó en gran parte este lunes de pascuas, cuando el obispo Fernando Lugo reconoció públicamente ante las cámaras de Televisión haber tenido relaciones con una jovencita de 16 años, Viviana Carrillo, en tiempos en que se desempeñaba como Obispo de San Pedro, abrió en Paraguay el debate que ya estaba instalado en otras latitudes: el de los escándalos aberrantes que de un tiempo atrás sacuden a la iglesia católica.


No está demás mencionar que la Iglesia Católica protege a estos delincuentes para defender su propia imagen en lugar de denunciarlos y expulsarlos para defender al resto de ciudadanos. La mayoría de los casos de pedofilia se han intentado resolver internamente, trasladando a los curas pederastas a otras parroquias y hablando con las familias para evitar las denuncias. Lejos está Paraguay de ser un caso aislado en Sudamérica.
Un grave escándalo, de características y dimensiones similares al que estalló hace tres años en Estados Unidos, se instaló recientemente en los altares de la Iglesia Católica de Brasil.. Entre ellos figura el sacerdote Félix Barbosa Carreiro, quien hace unas semanas fue detenido tras ser sorprendido en una orgía de droga y sexo con 4 adolescentes, y que acusó a “otros 12 padres” de incurrir en prácticas similares. Otro caso es del padre Alfieri Eduardo Bompani, de 45 años, quien grababa videos y escribía un diario donde daba cuenta de sus acciones.

El más repulsivo es el caso es el del padre Tarcisio Spricigo, que abusó de varios menores antes de ser arrestado por haber violado un pequeño de sólo cinco años de edad. En los documentos y pruebsa del proceso contra el cura ha sido incluido un diario, que es una especie de “manual de pedofilia”, que incluye consejos como “jamás tener una relación con niños ricos”. El libro de Spricigo, que fue descubierto por casualidad por una monja que lo llevó a la Policía brasileña, también contiene “diez reglas para actuar y quedar impunes”.

“Llueven niños seguros y confiables que son sensuales y que mantienen un total secreto, que sienten la falta del padre y viven sólo con la madre (…) Soy un seductor, seguro y calmo. Basta aplicar las reglas y el chico caerá en mis manos y seremos felices para siempre”, anotó el religioso en su escalofriante“manual”.
La lista de casos de depravados y criminales ocultos bajo las sotanas se antoja interminable: En Chile, el religioso Jaime Low Cabeza, fue detenido por presunto estupro y abuso sexual contra menores. Los abusos que supuestamente afectaron a cinco menores -todos varonesde entre 15 y 17 años- se habrían concretado cuando el religioso se desempeñaba en la pastoral juvenil de la parroquia.

En 2001, el religioso salesiano Carlos Larraín fue acusado de abusos contra una menor de nueve años en la época en que se desempeñaba como director del Colegio María Auxiliadora (entre 1997 y 1999). En abril de 2004, el sacerdote Víctor Hugo Carrera fue detenido en el Aeropuerto Internacional de Santiago, luego de permanecer tres años como prófugo de la justicia, pues fue acusado de abuso sexual contra un menor en 1999 en Punta Arenas.
Mientras en Paraguay el obispo Fernando Lugo reconoció haber cometido estupro siendo obispo, y niños sordomudos denunciaron haber sido violados por curas en Verona, en México denuncian que existen logias protegen a estos criminales.

El cardenal mexicano Norberto Rivera Carrera y el arzobispo de Los Angeles, Roger Mahony, habrían encubierto a un sacerdote mexicano acusado de varios casos de abuso sexual contra menores monaguillos bajo el paraguas de esta suerte de Odessa de pedófilos.
La deportación por parte de las autoridades de la Santa Iglesia de Roma, con destino a Paraguay, de varios sacerdotes católicos acusados de haber abusado sexualmente de menores en todas las latitudes del orbe, aumenta las sospechas en cuanto al encubrimiento brindado a estos criminales. No hace mucho que en un ambiente caldeado laicos organizados y fieles católicos del Alto Paraná, a trescientos kilómetros de la capital del pais, denunciaron que en su comunidad se habían refugiado en un seminario los padres Carlos Urrutigoity y Eric Ensey, acusados de abuso sexual en Estados Unidos. Es demasiado casual que estos criminales se hayan refugiado en el Paraguay poco después del triunfo electoral del obispo Fernando Lugo, que se produjo en ancas de algunas de las más reaccionarias fuerzas atávicas de este Paraguay surrealista: el pensamiento mágico, la tradición autoritaria y el machismo con el cual fue denigrada un candidata mujer.
Para concluir esta descripción del Paraguay, podríamos tomar prestadas palabras publicadas en la Jornada de Oriente con la firma de Anamaría Ashwel, y sólo cambiar la palabra México por Paraguay: “una oscurantista alianza masculina, mayormente de políticos y sacerdotes, han regresado el tiempo de México al Virreinato: han legislado para quitarle el derecho a la mujer sobre su cuerpo. Sacerdotes supuestamente célibes, abiertamente misóginos, muchos pedófilos y desconocedores absolutos de la condición fisiológica y social de las mujeres —y encima vestidos con faldas largas— representando valores culturales que para las mujeres caducaron con el Virreinato, apuntalaron el voto de políticos que decidió que las mujeres sólo tienen el derecho a estar preñadas.” LAW
ANITA ha dicho que…
Que menos que felicitarle por reconocer en público a un hijo.
Si todo el mundo lo hiciera y no solo hijos. En fin noticias que ha veces ves y te despiertan esa vena de creer que queda gente humana.
Felicidades al nuevo papa reconocido.
ANITA ha dicho que…
Anonimo la iglesia siempre tendrá la escusa para defender u ocultar estos casos. Hay mas de los que nos enteramos. Y compran a las personas para que callen. Y deberían castigar no solo con la carcel, si no prohibiendo que sigan siendo curas obispos lo que sea. Jamás podrán tirar la primera piedra porque no están libres de pecado. Lo único que si uno tiene las narices de reconocerlo me alegro. Porque se sepa y por que la conciencia le estaba machacando, esa conciencia tenían que tener todos. Saludos
Beatriz Basenji ha dicho que…
La actitud del Presidente Lugo de reconocer su paternidad en forma oficial ante el Pueblo de Paragüay, es elogiable. Ha sido honesto mas allá de su responsabilidad de orden dogmático- religioso.
Soy de las personas que abogan porque los miembros varones de la Iglesia Católica sean hombres casados, con un hogar y una familia constituídas.
El celibato atenta contra nuestra naturaleza humana y da lugar a multitud de casos como éste cuyos protagonistas lo viven muy mal, precisamente porque en vez de sentirse unos seres gloriosos capaces de amar, arrastran sentimientos de culpa muy graves.

Cordiales saludos,
Beatriz Basenji ha dicho que…
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Beatriz Basenji ha dicho que…
Fabiola M: por errores técnicos no se ha publicado el último de sus dos comentarios enviados. El primero está en Concurso para Director II ( donde usted lo escribió) Le digo al respecto que mi blog es de Humor/Actualidad.Lamento que Ud. no haya captado el sentido irónico de UN BRINDIS.
No soy Juez. Tengo presente que Jesucristo dijo que aquel que esté libre de pecado que tire la primera piedra.
Creo que Dios es el dador de toda vida y solo a El corresponde designar o destinar a nuestros progenitores para la realización de nuestra existencia.
El Presidente Lugo ha demostrado ser humano.Todo lo demás atañe a su propia conciencia.
Es costumbre felicitar a los padres cuando nace un niño, porque la Vida es un permanente milagro.
Cordiales saludos.
Beatriz Basenji

Entradas populares

Astronomy Picture of the Day

Páginas vistas en total