LA MEDICINA COMO ARMA DE REPRESIÓN




Acabamos de tener acceso al informe realizado por Médicos del Mundo (MDM) en relación con las trágicas consecuencias de la política deportadora del gobierno francés. Estos son algunos datos:
 
Jean-François Corty, director de proyectos de MDM en Francia, ha manifestado que “en algunos campamentos hemos llevado a cabo acciones similares a las de las zonas en guerra. Por ejemplo, en Seine-Saint-Denis hemos distribuido material de primera necesidad porque sus necesidades vitales, como el acceso al agua potable, no están cubiertas”.
 
Las minorías gitanas - rumanos y búlgaros - temen ser expulsados. Por eso han abandonado su atención sanitaria. Desde que el año pasado Sarkozy iniciara por estas fechas la persecución contra ellos, han dejado de ir al médico. El resultado ha sido que en Nantes, Burdeos, Marsella y Estrasburgo solo el 8% tiene una cartilla sanitaria que certifique que le han puesto las vacunas obligatorias. La aplastante mayoría de las personas del grupo analizado no está por lo tanto protegida contra enfermedades corrientes o incluso mortales. “La violencia de las expulsiones produce una supresión de la atención sanitaria”,  ha manifestado Jean-François Corty.
 
Las gitanas sufren de forma muy especial esta persecución. Lo dice Médicos del Mundo: Solo una de cada diez mujeres tiene un seguimiento durante el embarazo por lo que  la mortalidad neonatal - es decir la de los niños gitanos que mueren durante el primer mes de su vida - es nueve veces superior a la media de los niños franceses.


El Gobierno francés está utilizando la medicina como un arma política de represión de los gitanos lo que constituye, según Jean-Fraçois Corty,  “un sinsentido desde el punto de vista de la ética médica”.  En el país vecino existe la Ayuda Médica Estatal de la que dependen la inmensa mayoría de los gitanos. Desde el 1º de marzo esta ayuda está sujeta a una cuota anual. El resultado ha sido desolador: de todos los gitanos entrevistados por Médicos del Mundo el 77 % no tiene acceso a la Ayuda Médica Estatal. Y las consecuencias no se han hecho esperar: los casos de tuberculosis son extremadamente numerosos. Lo ha dicho Jean-Françoise Corty: “las expulsiones repetidas hacen la labor de los médicos prácticamente imposible”.
 

 
Malos vientos corren por esta Europa nuestra , víctima de la crisis, del paro, de la economía sin conciencia y de una parte de la clase política tan alejada de la cruda realidad cotidiana. Apena profundamente que sea el Presidente de ese gran país, que fue cuna de la Ilustración, quien tire por la borda aquellos luminosos principios  que en el Siglo de las Luces proclamaron los pensadores que basaron en el Derecho Natural el derecho que tienen todos los hombres a la vida y a la libertad.
 
Por eso choca inmensamente que no nos demos cuenta de que la Somalia del hambre y la falta de agua potable la podamos tener tan cerca de nuestras propias casas.

Juan de Dios Ramírez-Heredia
Abogado y periodista
Presidente de Unión Romani
 
Barcelona, 18 de agosto de 2011

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Hola Beatriz:

Esto es un suma y sigue,después presumirán de democracia ,luces,ilustraciones y bla,bla,bla.

¿No lo van a denunciar ante el Tribunal de Estrasburgo?

Besos,gracias,
Reyes
Anónimo ha dicho que…
http://semillasysalud.wordpress.com/2011/08/19/un-papa-con-anillos-y-colgantes-de-oro-gordisimos/
Juan ha dicho que…
Gracias Beatriz por tu comentario, he visto que tu blog afina bastante y por eso te he compartido. Encantado de conocerte.

Entradas populares

Astronomy Picture of the Day

Páginas vistas en total