FRACKING

El campo inglés se ha levantado en pie de guerra frente a las intrusiones de una industria energética que ansía los recursos de su subsuelo. El enemigo a combatir es el fracking, una controvertida técnica de extracción de gas mediante fractura hidráulica que el Gobierno británico está apuntalando como solución a la dependencia energética, pero que sus detractores tildan de insegura y de fatal para el medio ambiente. Las perforaciones exploratorias de una compañía gasística y su contestación han convertido la localidad de Balcombe (West Sussex, sureste de Inglaterra) en epicentro del debate nacional sobre la amenaza de industrialización de la campiña inglesa. El pueblo está tan dividido entre la lógica de la economía y la defensa ecológica como el propio país.”
La campiña inglesa se levanta contra el fracking”
Patricia Tubella – Londres , 25 /08 / 2013
El País, versión digital


Los súbditos ingleses, al igual que otros ciudadanos de diversos países donde los gobiernos respectivos estudian imponer la extracción de gas mediante el sistema de fracking , están realizando medidas de fuerza en señal de protesta por esta imposición del Gobierno, favoreciendo a compañías de gas, que en ningún momento han hecho conocer que el precio del gas así extraído cuadruplica su costo, el cual será abonado por los usuarios. Es decir, el Pueblo. No solo afectará seriamente la calidad de los suelos, sino que el sistema de fracking produce verdaderos estragos en las napas de agua de cualquier zona, porque son tantos los millones de litros de agua que son usados junto a elementos tóxicos, que estas reservas naturales de agua quedarán inutilizadas por siglos, y quizás por milenios.
Paralelamente a los graves daños infligidos a la Ecología , se han conocido los “recientes pasos de la Institución eclesial para reclamar por la vía administrativa sus derechos históricos sobre los recursos minerales subterráneos” . Debemos señalar que la Iglesia Anglicana es conducida por la Reina de Gran Bretaña. Se hace hincapié en lo que significarían los avances de estos reclamos eclesiales cuyos beneficios abarcarían a 200 mil hectáreas “ .
Residentes de toda Inglaterra han estado recibiendo notificaciones del registro donde se les informa que la Iglesia les “ reclama los derechos sobre los minerales del subsuelo de sus propiedades “ . A quienes mas afectarán estas pretensiones de la Iglesia Anglicana es a los mismos tories, dueños de latifundios en la llamada Middle England, donde ellos son tradicionalmente votados por sus convecinos. En fin. Demasiados intereses por parte de Iglesia / Corona y una multitud de perjudicados, que ya han mostrado su total descontento manifestando en público y desafiando a los imperturbables guardianes del orden.



Comentarios

Rodrigo ha dicho que…
Hola, Beatriz. Hola a todos.
Dos cosas y casi la mima cosa, quizá por eso las englobas en el mismo post. Y digo la misma cosa porque de privilegios se trata, en un caso atávicos, tradicionales; en el otro, no menos atávicos y tradicionales derechos del poder, por el hecho de serlo y querer ejercer de él.

¿En frente? El sufrido pueblo, los ciudadanos que son quienes realmente mueven el mundo. Si hubiera más unión, más conciencia (¿de clase o de especie?), quizá no sólo estas cuestiones, sino otras en otras partes del mundo, podrían ser resueltas más de acuerdo con las bases de la pirámide.
No es lo mismo, de todas formas, el ciudadano, pongamos por ejemplo, de Somalia o Bangla Desh, que el de Inglaterra, con todo el gradiente intermedio de estado de bienestar --e información. Éstos últimos pueden condicionar las leyes y las pretensiones del Poder en mucha mayor medida --exponencialmente mayor-- que los primeros. Veremos qué resuelven llevar a cabo, y con cuánta determinación/unión, los bien informados y alimentados ciudadanos ingleses, después observemos qué ayudará eso a los ciudadanos somalíes o bangladeshianos en sus miserables vidas.
Es lo de siempre: no todas las vidas valen lo mismo (parece ser). Pero las decisiones de los pueblos pertenecientes a las sociedades desarrolladas (del Primer y Segundo Mundo) pueden lograr que las sociedades depauperadas también vean mejorar su situación: sólo se trata de conciencia, de no detener la conciencia en las fronteras de la casa propia.

Los recursos naturales no le pertenecen a una generación, ni a dos, ni a diez, son el bien más preciado de toda la humanidad. Nosotros, hoy en día, no somos sino meros disfrutadores fiduciarios, de los bienes de la tierra, no sus propietarios.

Gracias, como siempre, Beatriz, por la ocasión (que lleva implícita la conciencia).
Un abrazo a todos.
Kevin Carter ha dicho que…
Nunca pensé que los políticos británicos pudieran ser tan idiotas como los hispanos, pero se ve que la idiotez no entiende de naciones. No pude responder antes a tu mensaje, Beatriz. Ya me dirás si al final cogiste la nave espacial hacia Plancton... ;)

Entradas populares

Astronomy Picture of the Day

Páginas vistas en total