DERECHOS HUMANOS E INMIGRACIÓN

En estos dias los grandes titulares de los periódicos se refieren a la tragedia ocurrida en las cercanías de la Isla italiana de Lampedusa, donde hasta el momento se contabilizan al menos 200 muertos y un número indeterminado de desaparecidos.


La misma alcaldesa de Lampedusa - Giusi Nicolini - envió un mensaje “al Primer Ministro , Enrico Letta:
Venga aquí a mirar el horror a la cara. Venga a contar los muertos conmigo”. Letta, sin embargo, no acudió. “ 

Ya en el pasado mes de febrero, ella había enviado un nota a la UE preguntando: "¿Cuán grande tiene que ser el cementerio de mi isla?". El silencio, un silencio incómodo, a veces maquillado de promesas o acusaciones cruzadas,”fue cuanto obtuvo como respuesta.

Tal como es por todos conocido, existe una ley del mar - nunca escrita - pero respetada por los navegantes desde tiempos inmemoriales, que impone el socorro a todo náufrago. Las actuales leyes italianas sobre inmigración hace que se detenga a los socorristas.
El artículo 13 de la Declaración universal de los derechos del hombre establece el derecho de todo el mundo a abandonar su país “. La Unión Europea, en 2004, creó la agencia Frontex con el objetivo declarado de impedir que los emigrantes partan desde los países limítrofes con la UE. En Europa se autoriza el ingreso sólo de la mano de obra establecida por los gobiernos. El resto fuera."

Son innumerables los casos de pescadores sancionados y detenidos por haber rescatado sobrevivientes de las múltiples tragedias que se suceden en aguas del Mediterráneo o del Egeo, a causa de las famosas pateras colmadas de personas que huyen de sus respectivos países , la mayoría acosados por el hambre, la carencia de trabajo, de medios de subsistencia, etc.

El capitán de una nave de bandera alemana que se atrevió a rescatar a dos náufragos , cuando echó anclas en un puerto del sur de Italia, de inmediato las autoridades italianas lo detuvieron y llevaron al calabozo acusado de tráfico ilegal de personas. Este mismo capitán en un entrevista difundida por la Deutsche Welle manifestó que tan solo el 3% de los inmigrantes llega a las costas europeas. El resto mueren en el intento. Se oculta deliberadamente el número de víctimas producidas en alta mar.

Debemos decir que, paralelamente a estos hechos, existen personas y organizaciones delictivas en los países africanos , que comercian con este tráfico ilegal de personas. En su desesperación quienes pretenden alcanzar las costas de la UE pagan altas sumas a los dueños de pateras y barcazas, ignorando que el viaje que habrán de emprender es el viaje a Ninguna Parte.

Tanto la UE como los países involucrados en estos arribos,son quienes deben implementar medidas que detengan estos genocidios organizados en ciertos puntos de las costas africanas , o de la misma Siria. Estas tragedias no pueden repetirse sin solución de continuidad. Tal como lo ha expresado el Santo Padre : “Es una vergüenza” .-

Fuentes: Pablo Ordaz . Diario El País (España ) versión digital - 4/10 /2013

Rebelión :”Pescadores encarcelados por socorrer náufragos mientras sigue la masacre” , por Gabriele Del Grande
fortresseuropa.blogspot.com / 27 /08 / 2007




Comentarios

Rodrigo ha dicho que…
Hola, Beatriz. Hola a todos.

Problema complejo este de la inmigración. Problema sencillo, a mi parecer, este de: "la vida o la muerte".
Complejo, porque está claro que los estados en crisis, por muy del 1º Mundo que sean, con un cuestionado y difícil equilibrio presupuestario, no pueden acoger a tantos inmigrantes como desearían arribar a sus territorios.
Sencillo, por cuanto no puede dejarse morir a la gente como si fuesen incómodas moscas, mirando para otro lado o, aún peor, prohibiendo por ley el socorro debido a todo náufrago. Eso es trasladar una disyuntiva moral al individuo que debe de elegir entre condenar a la muerte a un ser humano o la sanción. Y esto es una inmoralidad por (irracional) razón de Estado.

La solución no es fácil, pero desde luego, no puede ser la impasibilidad ante la desgracia ajena. Bien está, nadie les obliga a venir, a jugarse la vida (nadie, o sí), los estados a los que arriban no tienen por qué sentirse aludidos, responsables de su suerte. Pero, y el ser humano como tal, ¿ha de sentirse aludido o no? ¿Están los estados por encima de quienes los soportan y dan sentido?

No siendo fácil la solución, y pasando por la lucha contra las mafias que trafican con, y se aprovechan de, la esperanza de la gente, decididos pasos al frente, en pos del re-equilibrio de las desigualdades entre regiones en el planeta, son imprescindibles.
Si el 1º Mundo está en crisis ¿Cómo puede calificarse el estado que padecen estas regiones cuyos habitantes la única solución que encuentran es jugarse la vida para optar a una alternativa, por remota que sea?

Vergüenza, sí, vergüenza debería de darnos (incluso a nosotros, impotentes ciudadanos que lo consentimos, y nos conformamos con sentir horror cómodamente sentados al otro lado de la pantalla de tv). Pero con vergüenza no se mejora tal estado de cosas.

Gracias, como siempre, por la oportunidad, Beatriz.

Un abrazo a todos.

Entradas populares

Astronomy Picture of the Day

Páginas vistas en total