LA SOCIEDAD DE LAS ABEJAS

A raíz de ser publicado en Granada por nada menos que el Arzobispo, Francisco Javier Martínez, el libro escrito por la italiana CONSTANZA MIRIANO : “Cásate y sé sumisa” , como es obvio se han hecho escuchar en diversos ámbitos duras críticas al contenido del libro, tanto como al hecho dispendioso que un jerarca de la Iglesia Católica se convierta en Editor. Esa no es la tarea que le incumbe.

La señora Miriano en la misma contraportada de su libro dice: “Ahora es el momento de aprender la obediencia leal y generosa, la sumisión “

Es evidente que la Miriano vive al margen de nuestra actual sociedad, donde, mismo en España en la última década fueron asesinadas SETECIENTAS mujeres, víctimas de la violencia de género, es decir un promedio anual de 70 homicidios y donde mas de SEISCIENTAS MIL MUJERES sufren maltrato a manos de sus compañeros. Tan solo el 25 % de estas mujeres decide contarlo. Algunas han denunciado y al retirar las denuncias, sus maridos las asesinaron a golpes. Incluso hay varios casos donde el consorte no solo mató a la mujer, sino a los hijos del matrimonio. Hemos tenido casos espeluznantes que se han difundido ampliamente en los medios.

Para tener una idea clara del pensamiento de CONSTANZA MIRIANO os reproduzco un párrafo de su libro:

Tendrás que aprender a ser sumisa, como dice san Pablo”. Y lo explica: “Cuando san Pablo le dice a las mujeres que acepten estar debajo, no piensa ni mucho menos que sean inferiores”. “La sumisión de la que habla san Pablo es un regalo, libre como todo regalo, porque, si no, sería una imposición”.

Lo cual nos pone una vez mas de manifiesto que los derechos humanos de las Mujeres y la Religión tradicional tal como hasta ahora ha sido predicada y practicada,poco y nada tenemos en común.

Ya lo hemos señalado muchas veces : La Naturaleza - toda - a quien realmente ha privilegiado es a LA MADRE, es decir al género femenino.

En el reino animal existe el matriarcado. Observemos tan solo a los leones. ¿Quien procura la comida ? La leona. Tiene que tener el león un hambre descomunal para que salga a cazar. Quien mas , quien menos hemos visto documentales donde se muestran a las madres de la Naturaleza, como las zarigüeyas, o cualquier gata doméstica, transportando su prole cuando ellas las intuyen en peligro. Siempre es LA MADRE quien afronta los máximos peligros para la salvación de las crías.

Mal que les pese, les estamos señalando a los hombres, que nuestra Humanidad va camino de copiar la sociedad de las ABEJAS.

Hoy en día nadie nos puede negar que tenemos un número creciente de varones que rechazan copular con hembras. Si la culpa de esto la tiene MONSANTO con su mas de medio siglo manipulando la genética de las especies de mayor demanda alimentaria , lo cierto es que en casi todos los países la unión entre personas del mismo sexo ha debido ser legislada para garantizar los derechos de todas las personas.

Las jóvenes mujeres de hoy estan orientando y organizando sus vidas , conscientes que han de ser ELLAS el eje de la familia. Vamos muy claramente hacia lo que la misma Naturaleza previó desde el inicio de los tiempos: El MATRIARCADO. El varón pasará a ser una figura mas o menos romántica , que contribuirá con su dotación genética , pero la organización familiar girará en torno a LA MUJER . 

Fuente:"El prelado descolocado" , Joseba  Elola
Granada / 17 /11 / 2013
EL  PAÍS, versión digital. 

Comentarios

Rodrigo ha dicho que…
Hola, Beatriz. Hola a todos.
Pues bueno, con la Iglesia hemos topado... y ya sabemos de la dureza de testuz de esta ¿santa? institución. No pocas cabezas rotas ha dejado por el camino este toparse con la intolerancia de todas las confesiones que en el mundo han sido, con expresa mención de la nuestra, sustanciados en célebres y celebrados autos de fe que no buscaban sino la "sumisión" de todos a la Ley (no sólo de las féminas).
Que San Pablo ha sido el mayor misógino de la primera época del cristianismo no cabe la menor duda a nada que uno se acerque con un mínimo de crítica a sus cartas y epístolas a uno y a otros (efesios, romanos,...).
Pero ¿quién fue realmente San Pablo? ¿quién fue, quiero decir, para el destino de la Iglesia? Nada menos que su re-fundador, él dotó de contenido los puntos suspensivos del Maestro (Jesús), y claro, esos contenidos estaban en relación directa con "su" interpretación del mensaje del Cristo. Interpretación que relegaba a la mujer, entre otras lindezas, a un puesto secundario, sin derecho a levantar la voz en las asambleas, acatando lo que el varón dijese.
Jesús nos trajo una Buena Nueva, y Pablo nos la rebajo a regular, en el mejor de los casos: una Nueva que tenía mucho de vieja visión: la de la mujer sometida. Algo que Jesús combatió por activa y por pasiva. Esto en cuanto a la oportunidad "eclesiástica" del librito de marras.

De todos modos, Beatriz, yo creo que, como en tantas cosas, el justo medio es la solución. No me gusta hablar en términos de dominio o preeminencia: ni patriarcado, ni matriarcado, sino gobierno conjunto desde la igualdad, la buena, la que da a cada uno lo suyo, y respeta diferencias (físicas, fisiológicas y caracteriológicas). De esas otras diferencias relativas al azar del nacimiento ni hablo. Todos iguales ante la naturaleza, y todos en igualdad de derechos ante la sociedad, cada uno con su función, cada uno con su singularidad, nadie sobre nadie. Esa es mi opinión. El Varón es tan determinante para el buen fin de la especie como la Mujer, ni uno ni otro ha de representar un papel pasivo, no vayamos a seguir la inercia del péndulo y denostemos al macho por bruto e inútil, cuando la verdad es que si es cierto que algo más bruto que la hembra es, debido a su constitución más corpulenta (hablo en términos genéricos), inútil, lo que se dice inútil, no es, ya que sin su contribución el Ser humano no tendría futuro.

Ni Tirios ni Troyanos, ni de Lesbos ni de Athos, o de todos, pero de todos. Más crítica (incluyendo la auto) y grandeza de espíritu, eso es lo que falta, y a la que vamos que no conseguiremos mucha con perspectivas empequeñecedoras (ni de unos, ni de otros).

Ah, y el librito de marras, que se lo lea la Santa Madre Iglesia, para que aprenda de una vez lo que es su-misión, sumisión a un mensaje que no ha hecho más que malinterpretar y manipular interesadamente. Menos mal que, después de todo, siempre nos quedará el Papa Francisco... (si lo dejan, claro).

Entradas populares

Astronomy Picture of the Day

Páginas vistas en total