jueves, 19 de diciembre de 2013

TÉCNICA MIXTA

Se anda mi Mujer muy concentrada con unos pinceles y unos bastidores, mancha que mancha. Hay que pertenecer al género femenino para tener dotes creativas, si señor !

Veréis: No sabe dibujar y mucho menos pintar. Hace unos dias se ha puesto a hervir unos maíces y como no puede ser de otro modo, se ha olvidado de su hervidora.Porque mi Mujer no tiene un pajarillo en el hombro que le habla como le ocurre al  Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro. Ella se tiene una colección de  pajarillos a tiempo completo !

Total que cuando recobró la memoria , estaban los maíces bien amarillos sobre el fondo negro de la cacerola!

¿ Y no ha sido que ha levantado con cuidadito su descuido culinario y oh! Maravilla de las maravillas, mirando ese fondo de negruras, aparecían unas figuras como emergiendo de unos bellos encajes y qué ha hecho mi Mujer? Les ha tomado una cantidad de fotos. Se las ha puesto a mirar en la pantalla de la compu, y no os imagináis que asunto mas sugerente le ha resultado !

Y no se quedó ahí la cosa ! Se fué a la librería y se hizo imprimir un par de copias . Con sus obras de “arte” impresas bajo  el  brazo   se ha ido a visitar a sus amigas Profesoras egresadas de Dibujo, Pintura y Grabado y les ha mostrado su experimento.

¿Podéis creer que le han felicitado? Eso si. No les dijo a ninguna cómo fue que realizó la tal obra . Ellas le insistieron. Al final muy oronda les dijo: “Es una técnica mixta” .


(Mixta de agua consumida y choclos carbonizados )

Foto: Crisálida , de Beatriz  Basenji.

2 comentarios:

Rodrigo dijo...

Hola, Beatriz. Hola a todos.

¿No dijo una santa nacida en Ávila, carmelita descalza, y aun así pedestre, que Dios también andaba entre las cacerolas? Pues hélo aquí, pillado infraganti, en uno de sus pinitos artísticos.
Sí señor, "técnica mixta", pero no sólo de aguada (consumida) y carboncillo (generado), sino collage de tiempo, temperatura y quintaesencia de materia orgánica sublimada, fraguando en forma de dermatomas "cacerológicos" o de isobaras "ollisféricos"...
Puro arte transfigurado, surgido de la ecuación transgresora en que se resuelve el logaritmo abstracto de la relación inaudita que a veces acaece (quién sabe si migrada desde otro plano dimensional) entre el espacio y el tiempo
No hay más que ver la composición de formas y volúmenes, de figuras geométricas y de líneas concéntricas o excéntricas (según se mire) para sentir las manos del Hacedor en todo ello.

Lo que digo: Dios entre las cacerolas, haciendo de las suyas. Sólo que en este caso, nuestra Beatriz Basenji estaba allí para registrarlo...

Felicidades, Beatriz, por ser testigo de tal prodigio.

Un abrazo, pre-navideño a todos.

Beatriz Basenji dijo...

Gracias, RODRIGO!

Lo cierto que cuando vi esta carbonilla me quedé extasiada, mirándola. Puede que tengas razón. Por eso mismo la he conservado.
Un abrazo para todos!

Beatriz.