NIÑEZ EN RIESGO DE POBREZA






 “ Según un informe publicado ayer por Save the Children sobre la situación de los niños españoles, en nuestro país viven hoy 2.826.549 niños en riesgo de pobreza o exclusión social; una situación cuyo remedio ha de pasar por una mayor inversión pública en políticas de protección a la infancia, según la ONG. En la actualidad, España se encuentra a la cola de la UE en inversión en infancia (3,7 puntos por debajo de la media). Por otra parte, UNICEF acaba de presentar un informe sobre el estado de la infancia en el mundo, que señala que 6,6 millones de niños menores de cinco años murieron en 2012 por causas prevenibles; que el 15% de los niños del mundo tienen que trabajar; y que el 11% de las niñas se casa antes de cumplir los 15 años.”

Casi 3 millones de niños españoles en riesgo de pobreza o exclusión social “ .
Por Yaiza Martínez.
Tendencias21.net/ 30 / 01 / 2014


Cifras escalofriantes - por no llamarles escandalosas - las de este informe recientemente publicado . Casi tres millones de niños – sólo en España – estan viviendo dentro de la pobreza y la exclusión social, es decir, su futuro escolar está altamente comprometido a raíz de la reforma educativa que los actuales funcionarios responsables del área de Educación han llevado a cabo, privilegiando la enseñanza privada y dando de baja a miles de Profesores y maestros dedicados a la enseñanza Pública, de modo que donde antes en un aula había una treintena de niños, en la actualidad su número se ha duplicado.

Es totalmente inaceptable que en la primera década del siglo XXI un país como España adopte esta medidas que implican un retraso de un siglo.
Esa España del siglo pasado, donde las poblaciones de los medios rurales carecían de escuelas y si acaso algún maestro del pueblo impartía los rudimentos de la lecto-escritura de cuyos honorarios se hacían cargo los padres de los niños, la mayoría de ellos tributando con lo que obtenían de sus pequeñas granjas.

¿Es este sistema la consecuencia de la crisis que se está viviendo en Europa? Con seguridad NADIE ha obligado al Ministro WERT a tomar tales medidas e incluso a instrumentar una Ley a la que las mismas Comunidades Autónomas se oponen y piden postergar su puesta en marcha. Otros países con infinitos menos recursos que España y en la misma situación, nunca han cerrado escuelas ni mermado el número de docentes.

Es parte de una política donde una vez mas - y sin ambages – se privilegia a las altas clases sociales en detrimento de quienes mas necesitan. Lo cual no deja de ser un contrasentido. Porque son los mas desprotegidos de la escala social quienes mas necesitan formarse para luego insertarse dentro del aparato productor de sus respectivos países.

En una palabra: España está destruyendo su propio futuro.

Comentarios

madamebovary ha dicho que…
En toda esta política a mi juicio privan dos palabras y su correspondiente sustrato cultural: negocio y clasismo. La duda que tengo es si existe en España una visión crítica suficientemente intensa y extensa para frenar tanto atropello; la 'Marea Blanca' marca el camino. Un abrazo
Rodrigo ha dicho que…
Hoal, Beatriz. Hola a todos.

Buen tema tenemos aquí, uno de esos temas que deberían quedar para la ficción, para el género fantástico o de terror, pero que, desgraciadamente, es el pan nuestro de cada día (cada vez más dudoso y escaso).

En una sociedad desarrollada, que se reclama del 1º Mundo, niñez y pobreza, así, couplativamente juntos, enlazados en calificativa correspondencia, debiera ser un contrasentido, términos excluyentes, antagónicos, contrapuestos. ¿Cómo admitir una sociedad desarrollada, cuando mantiene su futuro hipotecado en la pobreza?. Pues no sólo se admite, sino que se consiente con inaudita inoperancia, con increíble "normalidad".

Tienes razón, Beatriz, cuando te preguntas por lo soportable de una situación tal: 3.000.000 de niños en el umbral de la pobreza, cuando no directamente instalados en el cuarto de permanente estar. Y creciendo, Beatriz, y creciendo, porque en España se está destruyendo clase media, precipitándola despiadadamente cuesta abajo, abocándola a un precipicio, la pobreza, de donde será difícil salir. ¡Y no pasa nada!

Acierta, también, a mi parecer, bovary, cuando achaca a dos premisas/actitudes los males que nos aquejan (sobrevenidos a otro gran mal como es la avaricia del capital): el negocio y el clasismo. Ambos están ahí, actuando de reordenadores del sistema.

Tienen razón quienes sostienen que la lucha de clases ya no existe, que es algo obsoleto. Claro que no existe, pero lo que no existe es la acción, es decir: la lucha, porque las clases siguen estando ahí, ahora ya mangoneando a su antojo (las clases dominantes, claro, no las dominadas, en las que se incrusta cual sarro, la pobreza).

Es cierto que no es una política exclusiva de España, que atañe a todo el mundo capitalista, desde Europa a EEUU (en el mundo no capitalista no están mejor, por cierto), en unos lugares con mayor crudeza que en otros; pero es en España, ahora, cuando se está produciendo una mayor diferencia de clases: la brecha se va abriendo, sí, pero, sobre todo, en la cabeza de los más desprotegidos.

Infancia descalabrada, eso es lo que tenemos; 3.000.000 de niños sangrando no sólo pobreza física, de medios, sino de cultura, de futuro. ¿Nos lo podemos permitir? ¿Podemos irnos a dormir todas las noches como si nada? ¿Hasta ese punto tenemos la conciencia anestesiada o insensible? Pues es lo que parece.

Gracias Beatriz, como siempre, por la oportunidad.
Un abrazo a todos.

Entradas populares

Astronomy Picture of the Day

Páginas vistas en total