PARAGUAY : TRABAJO INFANTIL Y MUERTE









 “Liz Carolina y Mariela se parecían en mucho. Niñas paraguayas, ambas de 10 años de edad. La pobreza las emparentaba, y el trabajo también. Liz clasificaba basura en el vertedero de Cateura, uno de los más grandes de Paraguay. Mariela también trabajaba para aliviar las penurias económicas de su familia. Pero las historias de una y otra no terminan de la misma manera. Mariela es parte del Programa Abrazo, y salió de la calle. Liz fue atropellada por una máquina en el lugar donde trabajaba, y murió en el acto.
El caso de Liz Carolina Villasanti puso una vez más en la agenda del país el trabajo infantil, esa realidad insoslayable que afecta a más de 420.000 niños de todo el país. "Deberían estar jugando y estudiando", reclaman las organizaciones de derechos humanos. Pero no lo están.”

No es la primera vez que el basural de Cateura es motivo de comentario. El anterior se refería al hecho digno de ser conocido, de un grupo de jóvenes que tomando elementos de desecho de este vertedero, habían logrado fabricar sus propios instrumentos musicales con los cuales han llegado a conformar una Orquesta !

La realidad es que existen en “ Paraguay, más de 416.000 niños, niñas y adolescentes -el 22,4% del total- se encuentra en situación de trabajo infantil, y la mayoría de ellos realiza trabajos infantiles peligrosos, según la Encuesta Nacional de Actividades de niños, niñas y adolescentes 2011, publicada por el Programa Internacional para la Erradicación del Trabajo Infantil (IPEC) de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Dirección General de Estadística, Encuestas y Censos (DGEEC) en 2013.”

Niños y niñas que trabajan y mueren en Paraguay”
Dino Capelli – Asunción
Elmundo.es / 8 /02 / 2014


El caso de la muerte de esta niña, es idéntico a cuantos suceden en la mayoría de los vertederos de los países sudamericanos. Según las autoridades está prohibido el acceso a dichos predios, pero en todos – sin excepción - familias completas, es decir padres, madres y niños ingresan a esos lugares para rebuscar tanto restos de comida como elementos que puedan ser reciclables como cartones, latas, botellas de plástico, etc. En todos estos lugares se producen accidentes fatales idénticos al que le costó la vida a Liz Carolina Villasanti,y tras estos sucesos, autoridades y responsables de esas áreas se rasgan las vestiduras y hacen declaraciones públicas mostrando su profundo dolor, etc. etc. para que todo siga como siempre.

Paraguay padeció la dictadura de Alfredo Stroessner durante al menos 40 años. San Blás el Santo Patrono de Paraguay cuya festividad se celebra el 3 de Febrero les hizo a los paraguayos el milagro que el general Stroessner abandonara ese mismo d{ia el poder y Asunción – la capital - para exiliarse en Brasil.

Se han sucedido diversos gobiernos, entre ellos el del ex obispo Lugo, que parecía estar verdaderamente comprometido con los acuciantes problemas de sus compatriotas. No obstante, su presidencia se vio empañada primero por algunos escándalos de índole privada, como lo fueron la aparición de hijos concebidos con diferentes mujeres, siendo aún Obispo y luego una cruel enfermedad que hizo temer por su vida . Se le llevó a juicio político y finalmente fue destituído.

No se puede decir que Paraguay sea un país inmerso en la miseria. Más aún : lo que mas destaca en los balnearios de moda del sur del Continente son los soberbios y lujosos automóviles que se identifican con la patente de Paraguay. Dignos de señores potentados, incluso aquellos que llevan adosada una identificación de “Poder Judicial” . Este país del cono sur de Sudamérica sostiene un ágil comercio en sus zonas de frontera, y tiene establecido numerosos convenios con países diversos que representan las economías mas fuertes del Planeta. Por ciclos la capital de Paraguay – Asunción - ha sido centro de un turismo que les ha llegado de los países fronterizos para la compra de electrodomésticos, perfumería, ropa deportiva y de super lujo, que llevan las marcas de las grandes casas de moda de París o New York.
Sin embargo, miles de paraguayos van a instalarse de forma ilegal tanto a Brasil como Argentina, en busca de mejores salarios y perspectivas de progreso.

En una palabra, si bien Paraguay no puede ser considerado un país pobre, su población está inmersa en la pobreza y sus niños totalmente desamparados tal como nos lo demuestran estas cifras aportadas por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) .

Comentarios

Rodrigo ha dicho que…
Hola, Beatriz. Hola a todos.

Es que es la historia de siempre. Países con grandes desequilibrios que concitan grandes fortunas por un lado, y miseria por el otro. Aquí la ley de Pareto se dispara a 90%-10% (en lugar del (80%-20% que la define y es habitual). La clase media, en estos países va creciendo poco a poco, pero ocupa una franja más delgada que en los países desarrollados. Los que, por otra parte, no se libran de la lacra de la miseria, por cierto, aunque no alcance estos niveles de escándalo y de escarnio.

Que haya niños rebuscando basura en lugar de ir al colegio, o estar jugando, que es lo que les corresponde, describe bastante bien el estado socioeconómico de un país. Me duele que sea un país hermano, lo mismo que si no lo fuera. No soy de los que piensa que lo que me ha de atañer dependa de una relación proporcional a la cercanía o lejanía donde suceda. Ciudadanos de este cada vez más globalizado y familiar mundo, no podemos sentir al más o menos prójimo como un extraño, sino como alguien de la familia.

Que mueran niños (o adultos) víctimas de las desiguales condiciones de vida en las diferentes sociedades y culturas debiera llevarnos a considerar que el tan cacareado "progreso" nunca será tal hasta que esta cruel forma de injusticia, que obliga a unos ciudadanos a rebuscar en las basuras que otros más afortunados producen, desaparezca.

Gracias por la sensibilidad combativa, Beatriz.

Un abrazo a todos.

Entradas populares

Astronomy Picture of the Day

Páginas vistas en total