JAPÓN EN NEGATIVO




El Gobierno japonés ha admitido este martes que al menos 130 personas se han suicidado en los últimos tres años por depresiones vinculadas al terrible accidente nuclear que sacudió la central de Fukushima en 2011.
La noticia coincide con el veredicto de un juzgado local que condena a la empresa propietaria de esa instalación, Tokyo Electric Power (Tepco), a pagar 49 millones de yenes (unos 357.000 euros) al marido de una de las víctimas de este fenómeno colateral.

El Gobierno japonés admite decenas de suicidios vinculados a la catástrofe de Fukushima”
Javier Espinosa – Bangkok – 26/ 8 / 2014
El Mundo, versión digital

Transcurridos 42 meses del tsunami y posterior colapso de la central nuclear de Fukushima, ni la empresa Tepco ni el gobierno de Japón aciertan a producir soluciones para estos sucesos desdichados que terminaron con la vida de 19 mil personas y obligado a evacuar a mas de 150 mil de sus víctimas.

Es innegable que los desastres nucleares NO conducen a felices soluciones. Más aún: no tienen solución. Nunca vamos a saber la cantidad de víctimas que la central nuclear produjo. A pesar de ello nos encontramos con personas que siguen empeñadas en pregonar que “las centrales nucleares no han producido hasta el momento una sola víctima” .

Japón que se nos muestra desde hace décadas como un país con particulares excelencias, con las mas altas tecnologías, no ha hallado soluciones para este desastre nuclear y sigue - CUARENTA Y DOS MESES DESPUÉS - arrojando líquidos altamente contaminados al Océano.

Como es de todos conocidos, entre los Océanos no existen fronteras, ni murallas, ni vallas de contención. Las aguas circulan por toda la superficie terrestre. De modo que si analizamos las aguas oceánicas, observaremos diferentes densidades de contaminación y todas conducen a causar graves daños al medio ambiente y la salud de los seres vivientes.

Volviendo al caso que nos ocupa,se trata de Hamako Watane,una mujer de 58 años que vivía con su familia en la zona hasta que se produjo el desastre.Ella no se resignaba a vivir lejos del que fuera su hogar e intentó convencer a su esposo del regreso. Volvieron y al día siguiente, “ mientras él limpiaba la zona de maleza, Hamako” se roció con combustible y se quemó viva.”

Una indemnización no rescata una vida humana.Ciento treinta personas se suicidaron por las mismas razones que llevaron a Hamako a tan trágico final.


Fotos: (arriba ) La central nuclear de Fukushima  antes del desastre.

(abajo) La central  ya colapsada.

Comentarios

Entradas populares

Astronomy Picture of the Day

Páginas vistas en total