ARGUCIAS FEMENINAS





Estrellitas de las pantallas ! Hay que ver las mujeres las argucias que se gastan para quitar del medio a una rival.
Que la cosa es satamente a la inversa . (Ya sabéis que me cuesta escribir el casteyano como se debe. Por eso aprovecho las ausencias de la Manzanita, para dar mis resoplidos!!)
¿En qué país no se crían esas estrellitas de la TV, con sus buenos culos a los aires, y si es posible sin chachitas como decíamos los varones de mi edad a esas trusitas que se usan las féminas? Y lo hacen con el propósito de despertar el morbo del camarógrafo mas cercano, para que el tío se las ingenie refrescando a la audiencia !
Es como decía un compañero de trabajo, muy pintón , que en sus tiempos de estudiante las guapas de la Universidá lo tenían bué, pa que os cuento! ? Que se le ofrecían en sus propios brazos! Pero en cuanto el mozo avanzaba por donde se podía, la fémina en cuestión le decía:”Pero tú que te has creído, por quien me has tomao ?” y hasta eran capaces de plantarle un contundente guantazo en el rostro.
Ahora las mujeres ya no tienen fingimientos. Si un varón les apetece van y se lo dicen de frente , como si pidieran un vaso de agua .Que para eso las psicólogas les han instruido sobre ese particular.


Por estos dias , una estrellita de esas bonitas, a fuerza de cirugías plásticas y retoques diversos, ha puesto  en marcha su logística para romper tal o cual matrimonio,de esos que tienen sus profundas historias de Amor y de vida, y de tragedias compartidas , claro que sí, que la vida tiene mucho surtido de dramas y gozos.
La estrellita en cuestión fue siendo abandonada de sus muchos galanes. Y ahora ha disparado sus flechas a un buen hombre, pero hombre al fin.
Le ha seducido con todos sus encantos, y ya decidida a quedarse con el trofeo, ha llamado por el teléfono a una amiga muy amiga de la esposa de este hombre, y le ha contado no una historieta, sino la cruda verdad, y siempre, como acostumbran estas damiselas cerrando el coloquio con esta frase final:”No se lo vayas a contar a nadie. Esta que te hago es una confidencia, pero el jueves, si tu misma lo quieres comprobar, vendrá el fulano a mi casa  y no precisamente a tomar el té!”
El jueves, la mujer del tal hombre, y los reporteros de unas cuantas revistas del corazón, camuflados, o no, al momento que el tío bajó de su auto, le grabaron paso a paso, y el instante de abrirse la puerta de la casa de la susodicha rompe corazones asomando y prodigando al recién llegado uno de esos abrazos con besos colosales!
Media hora mas tarde, todas las pantallas de la TV mostraban la escena.
Que era lo que la estrellita buscaba: romper ese matrimonio que fue feliz, con sus hijos, sus risas y sus lágrimas.

Como dijo un abogado del ambiente: “Marche un divorcio express, rociado con un poquitín de ron y canela “ Pero , ojito don Leguleyo, que ahora la infidelidad no es causal de divorcio.


Ilustración: indieemergente.blogspot.com

Comentarios

Rodrigo ha dicho que…
Hola, Beatriz. Hola a todos.
Y es que ya se sabe, amiga mía, que los hombres, turgentes tetas mediante, ya no vemos con los ojos de la mente sino con los de salva sea la parte (por siempre jamás). Es lógica natural del macho. Esa lógica incrustada en nuestro límbico y que por una regla de tres simple concluye "tirar" o "coger" todo lo que se mueva que huela a femenino, sea contraviniendo sagrados contratos sociales: lo natural es anterior a lo social, y la promiscuidad anterior a la monogamia. A la mujer pudiera pasarle (que no siempre) lo contrario por lo mismo. Ninguna sin "sembrar" parécesele escuchar al macho en sus gónadas cerebrales; ninguno sin "identificar" parécesele escuchar a la hembra en las suyas, pues que él ha de hacerse cargo responsable de lo que venga...

Después, tras los imperativos naturales, todos sabemos que en la compleja psique del ser humano juegan otros factores que los límbicos, que para algo el cerebro se nos ha ido sofisticando con el tiempo. Y el hombre y la mujer, sabedores de que las "friegas y refriegas" que mutuamente se endosan no tienen como único fin la perpetuación de la especie ni la captura de pareja permanente sino la satisfacción de sus fantasías sexuales (y de otro género), sopesan el imperativo límbico, el condicional sentimental y el indicativo racional, y de la ecuación resultante intentarán determinar la solución... ¿?

En fin, que quiero decir, apelando a juegos de palabras, que la mujer, sea la "recreada" mediante agujas e implantes, bien sabe que en el hombre lo límbico aún posee una arcana potencia difícil de obviar, y a ello se aplica cuando se trata de dar caza a buenos partidos, no importando que estén o no ligados por contratos sociales. Naturaleza manda.

Gracias, Beatriz, por ofrecer, y hacerlo con gracejo.

Un abrazo a todos, junto a mis mejores deseos para este año 2016 que recién comienza.

Entradas populares

Astronomy Picture of the Day

Páginas vistas en total