EL INDICE BIG MAC Y EL DÓLAR





Un joven Periodista, especializado en temas Económicos – Antoine Garbay – nos ha sorprendido en las páginas de Le Figaró con un artículo titulado:” El Big Mac saca a la luz la sobre-valoración del dólar”



En su nota nos hace conocer que el Indice Big Mac, es un precioso instrumento para aquellos que a diario comercian con divisas o intervienen en el mercado de cambios. Este índice es publicado por el semanario británico The Economist.



Este año de nuevo parecería que el dólar sigue sobrevaluado para la casi totalidad de las monedas mundiales.



El último índice BIG MAC publicado por el semanario inglés tiende a mostrar que la mayoría de las divisas del Mundo están sub-valuadas en relación con el dólar americano que domina a la vez la marcha del desarrollo y la emergencia en los países.



El Indice Big Mac se inventó por primera vez en 1986 a fin de determinar si las monedas poseen un nivel correcto. Ello se basa en la teoría de la paridad de poder adquisitivo de bienes idénticos- como es el caso del célebre burger de Mc Donald's- fabricado de igual modo y con los mismos productos en todos los países.



Así observamos que el Big Mac – por ejemplo – cuesta 110 rublos en Rusia ( 1,65 dólares) contra los 5.58 dólares que es su costo en los Estados Unidos.

Este precio de venta sugiere que el rublo está un 70% sub-valuado en relación con la divisa norteamericana.


En Gran Bretaña el burger cuesta un 27% menos que en USA y en Argentina un 35% menos.


Este Indice permite igualmente constatar que el euro esta sub-valuado un 17% en relación al dólar.

Solo el franco suizo, la corona noruega y la corona sueca están sobre-valuados.


El cálculo de este índice no solo sirve para hacer reflexionar a los estudiantes de Economía y sus Profesores. Constituye un precioso indicador tanto para el mercado de divisas como para quienes operan a diario con monedas extranjeras .-






Fuente: Le Big Mac met en lumiére la surévaluation du dollar.

Antoine Garbay / Le Figaro.fr / 11 / 01 / 2019.

Foto: Mc Donald's unveils new burger / 570 News

Comentarios

Albada Dos ha dicho que…
Me parece muy interesante. El dólar está sobrevalorado, no sólo por el precio de esta hamburguesa, pero para muestra, por la globalización del producto, nos sirve de maravilla.

Los intereses en dejar al dólar como divisa estrella son demasiado elevados, así que seguiremos engañándonos con ella. Un abrazo
Rodrigo ha dicho que…
Hola, Beatriz. Hola a todos, y... ¡Feliz Año!


Curiosa esta manera de medir el valor real de una moneda (de la economía de un país) en relación a un producto estrella, tomado como "modelo" internacionalizado de consumo.
Es curioso, pero no extraño: se trata de utilizar un sistema/lenguaje fácilmente entendible (inteligible) por todos (mercados, sí, pero también ciudadanos).

Y no menos curioso es constatar, mediante este analógico sistema, que el valor de cambio bancario, financiero, se desvía —notoriamente en algunos casos— del valor real de mercado.

O sea que una cosa es el precio del dinero y otra distinta el precio de las cosas que ese dinero compra.
El precio del dinero pertenece al ámbito de las finanzas.
El precio de las cosas al de la economía real de la calle.
Aquel es un ente autónomo, con gran componente especulativo.
Este es un un ente dependiente de los manejos especulativos de aquel, sí, pero también de las decisiones políticas de los gobiernos, hoy en día reos en gran medida del susodicho ente autónomo omnipotente (el Poder Financiero).

Puestas así las cosas, sobre la mesa, y a la vista de todos, ¿qué cabe extrañarse de esta diferencia significativa entre valor y precio de las cosas, entre precio del dinero y el de la voluntad de consumo al que supedita?

El dólar como refugio es incuestionable, y no por ninguna razón gratuita, sino porque es la divisa del país más poderoso de la tierra. Y si este país acomete políticas proteccionistas (era Trump, pero no solo) y zarandea el mercado librecambista, suprimiendo instancias y normas de control, las diferencias entre especuladores y realidad se ahondarán.

Ya sabemos que el dinero no tiene color: toma el del poder que lo maneja o atesora en mayor medida.

El hecho de que el sistema analógico que se utilice para medir la adecuación o no al valor real de una moneda como el dólar, sea precisamente un producto internacionalizado de consumo como el Big Mac, es decir, un producto eminentemente USA (solo la Coca Cola puede ser más estadounidense), lo dice todo: ellos lo guisan, nosotros lo probamos y ellos se lo acaban comiendo.

Gracias, como siempre, Beatriz, por proponer.
Un abrazo a todos.
Beatriz Basenji ha dicho que…
Gracias ALBADA DOS Y RODRIGO: Cuando en Le Figaró leí este artículo me causó una gran satisfacción, porque muchas veces con personas amigas solemos hablar de este tema y he aquí que un medio británico ya tenía implementado este INDICE , desde 1986. Pues es una referencia inequívoca. Feliz Año para todos!!
Beatriz.

Entradas populares

Páginas vistas en total