viernes, 12 de noviembre de 2010

UN EURO DE AMOR





Indicaciones: El principio activo de las pastillas contra el dolor ajeno es el amor. Este principio es parte de un gesto humanitario que actúa directamente en las zonas más necesitadas y su fin es ayudar a aquellos que lo necesitan. Así reza el prospecto que acompaña en el interior de la caja a las seis pastillas que Médicos sin Fronteras (MsF) pondrá en las farmacias de toda España a partir de mañana a un euro y durante al menos un año para remover del olvido seis de las 14 enfermedades que la Organización Mundial de la Salud (OMS) cree ignoradas: chagas, kala azar, tuberculosis, malaria, sida infantil y enfermedad del sueño. Según los datos de MsF, cada día mueren en el mundo 8.000 personas por enfermedades que tienen solución

Placebo al margen, MsF ha denunciado la falta de inversión en tratamientos "accesibles, baratos, rápidos y adaptados a las poblaciones" que en América Latina, Asia y el África subsahariana sufren el azote de estas enfermedades. "Las farmaceúticas son empresas con cuentas de resultado" ha afirmado Paula Farias con el asentimiento a su lado del secretario general del Colegio de Farmacéuticos de Madrid, Luis González, y el presidente de Federación española de Distribución Farmacéutica (FEDIFAR), Antonio Mignorance. "Son parte del problema y de la solución, pero no solo ellas, también los Gobiernos" ha continuado la presidenta de MsF, quien además ha manifestado que "las personas no pueden estar detrás del beneficio".

“Seis placebos contra el olvido de millones de enfermos “
Oscar Gutierrez , Madrid 11/ 11/2010
El País, Versión digital

Una iniciativa que concita el entusiasmo y el aplauso de la gente, hacia MÉDICOS SIN FRONTERAS . Una forma sencilla y rápida de disponer de recursos para poder curar a tantos seres abandonados a su enfermedad. CON SOLO UN EURO , y con buena voluntad, cuánto podemos lograr !! ¿ Cuántos millones de personas recuperarían la salud?
¿Cuantos niños podrian curarse y vivir una infancia feliz ?

Medicamentos “accesibles, baratos, rápidos y adaptados a las poblaciones” son posibles y de hecho numerosos países a través de la iniciativa estatal o privada, estan proveyendo sobre todo a los Hospitales públicos de los llamados genéricos.
También es sabido que los grandes Laboratorios, los de marcas internacionales se oponen tenazmente a ello.

Así como decimos que EL AGUA ES UN BIEN COMUN DE LA HUMANIDAD, con ciertos MEDICAMENTOS debieran suceder otro tanto.
Comprendemos que la industria farmacéutica no es ajena a los esquemas comerciales y que se propician las ganancias en sus balances .Pero también deben ellos comprender , que aquellos seres atrapados por la miseria, no pueden acceder a las medicinas que puedan curarlos . Entonces, sería EXCELENTE que estos Laboratorios – muchos de los cuales tienen historias bastante oscuras en sus procedimientos - dejen de poner trabas a los organismos capaces de producir iguales medicinas a bajos costos .

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Beatriz!!!
Magnífica iniciativa de MSF,si no están por la labor las farmaceúticas de curar muchas enfermedades y sí de cronificarlas para sus beneficios propios ¿cómo esperar que investiguen sobre aquellas "raras" que no les darían un céntimo?,son unos granujas,codiciosos ...están el poder ¿cómo esperar un trabajo más ético?
Pero siempre quedan iniciativas como Médicos Sin Fronteras que toman decisiones en este sentido.¡¡¡Bravo!!!.

Muchos Besos,
Arrayán

Beatriz Basenji dijo...

Arrayán :Nos adherimos a las intenciones de MEDICOS SIN FRONTERAS.
La codicia en todos los órdenes, corrompe.En aquello que tiene que ver con la SALUD DEL PUEBLO, ES LETAL.

Cordiales saludos, Arrayán.
Beatriz.

ANITA dijo...

Me gusta la iniciativa y hay que ponerse de parte de ella.
Un euro no va a parte ninguna y es bien cierto la de gente que muere por no poder acceder a medicamentos necesarios y encima se podían fabricar de forma barata. Los laboratorios son empresas que ganan fuertes sumas de dinero a cuenta la salud y eso no es lo malo, se necesita quien lo fabrique claro está, lo malo está en negar colaboración cuando la salud de mucha gente está por medio.
No cuesta nada ayudar.
Yo me uno y en cuanto vea una caja de amor a un euro pienso comprarla y animar a que se haga.
No hay mejor forma de incitar a la colaboración que uno mismo dando ejemplo y formar una cadena solidaria.
Un abrazo

Beatriz Basenji dijo...

Anita, GRACIAS!! Un esfuerzo mínimo que puede ayudar a tanta gente en este mundo que hoy está sufriendo.

Un abrazo.
Beatriz.