sábado, 17 de diciembre de 2011

FUKUSHIMA EN PARADA FRÍA





Las autoridades que regulan la energía atómica en Japón y los técnicos de la empresa propietaria de Fukushima, Tepco, crearon esta definición paralela "condición de parada fría" para referirse a una situación relativamente estable, con una temperatura por debajo del punto de evaporación, pero en un escenario grave y en la que se siguen liberando materiales altamente tóxicos al entorno, tanto al mar como al aire.

“Japón cierra en falso la crisis de la central Fukushima”
Javier Salas, Madrid, 17/12 / 2011
Público.es version digital.

Sorprende observar esta actitud por parte de Japón. Precisamente ellos, que padecieron en carne propia las consecuencias de una deflagración atómica , hayan obrado con un gran margen de negligencia en este asunto de Fukushima. No solo han puesto en peligro inmediato y consecuente a su población, sino que la contaminación se expande desde hace meses en el Océano y muy posiblemente en las mismas partículas del aire.Japón tan extremadamente aseado que no se permite ingresar con zapatos en sus viviendas, sin embargo está dejando que elementos altamente tóxicos que silenciosamente dejan huellas nocivas en la salud de la gente sigan avanzando.

Se tiene la impresión que Japón va enmascarando esta catátrofe y queriendo convencerse a si misma y al resto del Mundo que, lo sucedido en Fukushima en su central nuclear a causa del terremoto y consiguiente tsunami ya ha sido dominado y es un capítulo cerrado.

Por lo que vamos observando, estas centrales nucleares son “ un maravilla” hasta que colapsan. Cuando ello sucede no hay tecnología ni recursos humanos que puedan detener la acción de estos elementos que producen radiaciones intensas e indominables.

Dado que Japón está expuesto a los movimientos sísmicos y los tsunamis, el territorio nipón no parece de los mas adecuados para instalar centrales nucleares. Pero ahí las tiene y por lo que llevamos visto, la empresa a cuyo cargo se encuentran las mismas, no dispone de la suficiente tecnología para detener estas catástrofes. En realidad, eso es lo que sucede con este tipo de energía. No se pueden controlar. Por lo tanto, los científicos debieran rendirse a la evidencia y dejar de producir estas usinas generadoras de energía que son armas de destrucción de largo alcance.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Hola Beatriz: con la excusa de las necesidades energéticas de la población y Estados, con eso que llaman desarrollo, el lobby nuclear sigue con sus intenciones de más centrales aquí y en el mundo.
Yo no quiero esto,así no, porque no sólo es peligrosa sino que genera unos residuos que pasarán los siglos y estarán ahí.Eso no es apostar ni por el desarrollo,ni por un planeta limpio.Y si desarrollo significa ensuciar y poner en peligro poblaciones, yo no lo quiero,además ¿qué concepto es ese de desarrollo?
Hay que apostar por las energías renovables,esas que la naturaleza nos otorga y que no dejan ni mucho menos residuos,ni son peligrosas. ¿Qué te tenemos que gastar menos energía?, pues empecemos por ahí, ahorrando pero no apostando por algo que no ayudará a la Humanidad.

Y lo del Japón pues nadie se lo explica,siendo un país con tantos seísmos, pero poca gente sabe es la corrupción política tan extendida y fuerte que hay por ese precioso país.

Muchos besos y aprovecho esta entrada para Felicitar las Fiestas de Navidad y Año Nuevo,también incluyo Los Reyes a todos los que leen este blog, participan o curiosean. ¡¡¡¡FELICES FIESTAS A TODOS!!!
Reyes