LA PARTÍCULA DIVINA





Los físicos de partículas y los cosmólogos son, en general, gente con buen humor que disfruta buscando –y aceptando- nombres pegadizos para sus abstractos trabajos y descubrimientos. Pero que la partícula de Higgs, que ahora está tan de moda, se quiera llamar partícula divina o partícula de Dios, es algo que no cuaja ni se acepta entre los científicos.

“La partícula de Dios”: un mote que no gusta .
Alicia Rivera – 20/12 /2011
El País , versión digital

Nos parece perfecto que éste sea el criterio de los científicos. Porque la partícula divina pertenece a otros lenguajes. Concretamente al lenguaje espiritual.

El boson de Higgs - del que tanto se habla en estos dias - nada tiene que ver con nuestra partícula divina.

Cuando hablamos de partícula divina, estamos hablando del Instrumento espiritual del cual nosotros somos el receptáculo y los portadores . Es decir nuestro Espíritu en función en este plano terrenal. La partícula divina es la que nos permite estar unidos al Todo.
A ese TODO al que hacíamos referencia en nuestro post PROPAGANDA RELIGIOSA, publicado el pasado 30 de Noviembre, y donde hacíamos referencia a la obra del Físico DAVID BOHM, TOTALIDAD Y ORDEN IMPLICADO.

Un escritor que firmaba Lobsang Rampa, autor entre otras obras de EL CORDON DE PLATA, hace alusión a lo que los lamas tibetanos en sus tradiciones denominan la energía que mantiene unida nuestra partícula con el Todo , y que, cuando nuestro corazón deja de latir, abandona el mundo terrenal y se retrotrae al origen.
Esa partícula tiene su origen en lo que llamamos EL SENO DIVINO, cuya trayectoria es Eterna.

Podemos decir que, cuando nos sentimos deprimidos, desalentados sin causa aparente, es porque nuestra partícula nos está reclamando atención. Es necesario revisar nuestra CONSCIENCIA, con esa pasión que traducen los dueños con sus autos,cuando algun ruido les pone en guardia de que algo anormal está sucediendo.
Quiero destacar mas allá de toda religión, la sacralidad de la Vida. De cada vida humana, animal , vegetal o mineral. Bajo estas apariencias formamos parte del Universo. Somos seres que vamos cumpliendo etapas, adquiriendo experiencia, aquilatando sabiduría, con nuestra insaciable sed de conocimientos. Tengamos siempre presente, que el Conocimiento es compromiso con la Humanidad.

¿De qué le vale a una persona dedicada a la Política salir a proclamar: “He ganado la Lotería !!” cuando lo que en verdad está haciendo es blanquear dinero que ha robado en la función pública ?
O el que, valiendose de una o varias ONG , vive creando cuentas bancarias fantasma para evadir no solo impuestos, sino capitales obtenidos de modo fraudulento ? Podrá engañar a Dios y María Santísima - como suele decirse, - pero a su propia CONSCIENCIA no la podrá engañar jamás.

Comentarios

Rodrigo ha dicho que…
Feliz post, Beatriz.
Ya sabemos que los científicos lo son por huir de la especulación y lo fantástico. Su credo no hace profesión de fe con el sentido mágico de la vida. Es así; y así debe de ser. Este hijo prodigio de la ilustración, que es el Mundo Científico, es el que nos ha dado al 1º Mundo -el desarrollado, el que cuenta para la historia- la tecnología con que se sustenta nuestro "bienestar" material. Lógico es, pues, que no acepten calificativos equívocos que nada aportan y mucho alejan del objetivo final de sus pesquisas. Estoy convencido que nada alegraría más a un científico que poder aseverar y sostener que ha descubierto la partícula que pudiera dar justificación -de alguna comprobable manera- a nuestro origen "divino".
Siempre hay, por contra, quien se muestra deseoso de adjudicar orígenes dudosos a lo que no son sino extrapolaciones fantasiosas de cábalas aún por confirmar.
La enunciación de predicados, de supuestos, de teorías, han de verse demostradas experimentalmente para poder ser acogidas en el paternal seno de lo Científico. No vale adelantarse en las conclusiones.
Que el bosón de Higs haga a alguno pensar que es el quid que explicaría lo inexplicable es tan ingenuo y/o falaz como quienes aceptan tal elucubración.
Por supuesto que si se descubre y prueba que tal partícula existe, algo de lo inexplicable se demostraría, pero... ¿alguien duda de que este descubrimiento no abriría nuevas hipótesis indemostrables para poder justificar comportamientos de la materia y/o energía hasta ese momento desconocidos?
Seamos serios, y no por científicos, sino por meros seres pensantes: la Divinidad, si algo es, si es que existe, como dice nuestra querida amiga Beatriz, ahí está, va con nosotros, nos abarca y nos contiene, de ella venimos y a ella regresaremos. Si alguien lo duda, igual le va a dar: en mil años, todos calvos. Cada cual cree en lo que desea y/o necesita creer.
Por eso, como también dice nuestra querida Beatriz, atendamos lo que podemos controlar, nuestro aquí y ahora, aquello por lo que se nos puede juzgar, y de lo que -eso sí. debemis rendir cuentas. De nada nos servirá -ni añadirá ni quitará nada- el que se descubra flotando en la nada invisible de la materia que nos rodea el trazo maravilloso de Dios.

Felices fiestas, Beatriz, y cuantos esto leen. Pasarlo divinamente estos días, y que el año que viene no os sea demasiado funesto.
Anónimo ha dicho que…
Hola Beatriz: la ciencia por un sitio, el arte por otro,la religión por el suyo,los políticos a sus cuentas y los ciudadanos con sus eternos miedos,más un sin fin de especialidades y no sólo en comida.
Para al final o al principio estar todo relacionado entre sí porque el conocimiento en uno.Qué más da por donde se llegue si al final todos nos reencontraremos conscientes del ser que somos.
Mi vía el corazón humano,tan hablado y al mismo tiempo tan desconocido.Me gusta el mundo de las emociones y el de los sentimientos,esos que conducen a conocer el amor y con mayúsculas;AMOR.

Muchos Besos,
Reyes

Entradas populares

Astronomy Picture of the Day

Páginas vistas en total