lunes, 19 de marzo de 2012

HUELGA GENERAL




En una sociedad que se pretende democrática, no se puede favorecer a SOLO UNA PARTE DE LA POBLACIÓN, en este caso minoritaria ( banqueros, empresarios, mecenas del soborno, etc.) - un glamoroso UNO POR CIENTO - en desmedro de LA MAYORÍA. Es decir, EL GRAN PUEBLO. Dentro de una verdadera democracia ,se deben estructurar las etapas negativas de modo que haya un verdadero equilibrio entre los protagonistas de todas las capas sociales.

Ningun gobierno que se precie de tal, debe tender a favorecer las altas clases de su país, beneficiándoles incluso con impuestos mas bajos que aquellos que son aplicados a quienes poseen no solo menos capital, sino menores recursos. El mismo Warren Buffet dijo hace poco tiempo, que él mismo pagaba muchos menos impuestos que sus empleados...Porque, si procedemos de tal modo, no solo estamos cometiendo graves injusticias, sino que vamos causando la división de clases dentro de un país. Algo que creará las bases para carcomer los cimientos de esa misma sociedad y ya, con las medidas implementadas la estamos haciendo retroceder UN SIGLO !
Lo que pretendemos es hacer comprender a las clases dirigentes que el progreso de una Nación no puede anclarse en sólo las clases trabajadoras. Mas aun, es la dirigencia de un País la que debe involucrarse con todos sus medios para afrontar las situaciones de crisis y riesgo. ¿Pero qué es lo que vemos en el actual panorama de España?

El Gobierno actual acaba de imponer una reforma laboral que lejos de frenar el alto número de personas desempleadas, MÁS Y MAS PERSONAS engrosarán las filas de los que no tienen trabajo. Luego, vamos a tener desahucios masivos aplicados por los mismos bancos. Bancos que han sido ayudados y vueltos a ayudar por el mismo Gobierno ; es decir, se estan usando los dineros del erario público para ayudar A LOS QUE YA TIENEN , en desmedro de quienes necesitan en verdad ser socorridos en la actual emergencia .

Paralelamente se estan restringiendo tanto la Enseñanza pública, como la Sanidad pública, e incluso se estan cerrando Hospitales , algo que ni siquiera en paises en vias de desarrollo ha sucedido nunca.

En un palabra: se estan tensando demasiado los cordajes del Pueblo por consiguiente, es lógico que una huelga general sea organizada y aplaudida por la mayoría de los trabajadores para manifestar su desconformidad por cuanto siempre recae el mayor de los sacrificios sobre sus hombros.

2 comentarios:

l'imposteur dijo...

Hola, Beatriz. Bien hallada de nuevo:

Estamos en tiempo de espiración: todo se contrae, los pulmones se encojen, expulsan el aire que antes los llenaban, y va quedando solo un volumen residual...
El mundo respira, solo que lo hace en ciclos amplios, aveces de más de una generación. Ahora toca espirar.
Lo malo de estas situaciones --sobrevenidas a un exceso de inspiración forzada-- es que en las primeras fases de la espiración se produce, en los tejidos implicados, una sensación de alivio momentáneo a la que sigue un acuciante deseo de volver a inspirar. Todo llegará.

Mucho me temo que los tiempos que nos viven no están muy por la labor de la reivindicación y sí por la del "sálvese quien pueda". En la sociedad de la información global la gente cada vez estamos más aislados. Estamos viendo que huelgas generales en otros países bien poco consiguen. Aún así hay que hacerlas, pero ¿A qué coste? ¿Qué pasará si el resultado de la del día 29 no sobrepasa la del 2011, hecha al gobierno del Sr Zapatero?

Si es así, estaríamos en condiciones de poder comprender mejor qué sucedió en la Europa de aquellos lejanos años 20's y 30's del pasado siglo: el por qué las masas no solo consintieron, sino que avalaron políticas regresivas demnocráticamente pero ilusionantes socialmente (auqnue fuera por medio de populismos patrioteros).

Derivas peligrosas éstas que toman las sociedades anestesiadas (¿por el consumo, por el egoísmo, por la estulticia?) dejándose arrebatar derechos porque... ¡no se sienten como tales! Solo cuando --siempre aquel admonitvo Brecht-- los tengamos en la puerta, reclamándonos para la alienación, caeremos en la cuenta de que ya es demasiado tarde.

En fin, Beatriz, que sí, que hay que luchar por los derechos, contra la imposción de la hidra de mil cabezas del Mercado/Capitalismo/Plutocracia, que dicta que es tiempo de que la masa de la que salen las plusvalías y los beneficios ha de comprimirse para dejar hueco a las ansias expansivas de aquellos que han de preparar la próxima tramoya (y volveremos a caer...).

Huelga General paralizante, por favor; aunque sé que será "voz que clama en el desierto", simplemente, porque no se lleva. Hay demasiada tendencia a pensar que no hay otra solucion que los ajustes y las pérdidas (victimismo suicida), y demasiada convicción en que no nos queda más opción que la impotencia.

Seguiremos, no obstante, lanzando mensajes positivos, esperanzadores... Si al menos tomáramos conciencia real de que SÍ está la solución en nuestras manos...

Gracias por la cita, Beatriz.
Un abrazo.

l'imposteur dijo...

Hola, Beatriz. Bien hallada de nuevo:

Estamos en tiempo de espiración: todo se contrae, los pulmones se encogen, expulsan el aire que antes los llenaba, y va quedando solo un volumen residual...
El mundo respira, solo que lo hace en ciclos amplios, aveces de más de una generación. Ahora toca espirar.
Lo malo de estas situaciones --sobrevenidas a un exceso de inspiración forzada-- es que en las primeras fases de la espiración se produce, en los tejidos implicados, una equívoca sensación de alivio momentáneo a la que sigue, de modo reflejo, un acuciante deseo de volver a inspirar. Todo llegará.

Mucho me temo que los tiempos que nos viven no están muy por la labor de la reivindicación y sí por la del "sálvese quien pueda". En la sociedad de la información global la gente cada vez estamos más aislados. Estamos viendo que huelgas generales en otros países bien poco consiguen. Aún así hay que hacerlas, pero ¿A qué coste? ¿Qué pasará si el resultado de la del día 29 no sobrepasa la del 2011, hecha al gobierno del Sr Zapatero?
Si es así, estaríamos en condiciones de poder comprender mejor qué sucedió en la Europa de aquellos lejanos años 20's y 30's del pasado siglo: el por qué las masas no solo consintieron, sino que avalaron políticas regresivas democráticamente pero ilusionantes socialmente (auqnue fuera por medio de populismos patrioteros).

Derivas peligrosas éstas que toman las sociedades anestesiadas (¿por el consumo, por el egoísmo, por la estulticia?) dejándose arrebatar derechos porque... ¡no se sienten como tales! Sólo cuando --siempre aquel admonitvo Brecht-- los tengamos en la puerta, reclamándonos para la alienación, caeremos en la cuenta de que ya es demasiado tarde.

En fin, Beatriz, que sí, que hay que luchar por los derechos, contra la imposición de la hidra de mil cabezas del Mercado/Capitalismo/Plutocracia, que dicta que es tiempo de que la masa de la que salen las plusvalías y los beneficios ha de comprimirse para dejar hueco a las ansias expansivas de aquellos que han de preparar la próxima tramoya (y volveremos a caer...).

Huelga General paralizante, por favor; aunque sé que será "voz que clama en el desierto", simplemente, porque no se lleva. Hay demasiada tendencia a pensar que no hay otra solucion que los ajustes y las pérdidas (victimismo suicida), y demasiada convicción en que no nos queda más opción que la impotencia.

Seguiremos, no obstante, lanzando mensajes positivos, esperanzadores... Si al menos tomáramos conciencia real de que SÍ está la solución en nuestras manos...

Gracias por la cita, Beatriz.
Un abrazo.