JAVIER KRAHE ABSUELTO


 “ El juez Jacobo Vigil considera que Krahe es un creador reconocido y que la creación artística tiene en ocasiones una dosis de provocación.  "La sátira y el recurso a lo irreverente han sido en no pocas ocasiones un recurso artístico para hacer crítica social, mostrando la oposición del creador a determinados modelos. Esta sátira se ha dirigido en especial a las distintas manifestaciones del poder". Y añade que la religión católica y la Iglesia como institución, han estado asociadas en la historia al poder y han sido por tanto también objeto de crítica legítima. “

Krahe, absuelto en el juicio por el vídeo en el que se cocinaba un Cristo”
Rosario G. Gomez / Madrid/ Junio 8 de 2012
El País. Versión digital.

Una sentencia que le honra al Juez JACOBO VIGIL y nos permite exhalar un hondo suspiro que coincide con la frase “El juicio a Krahe se convierte en alegato por la libertad de creación” , que expresa la autora.

Esa tantas veces atacada LIBERTAD DE CREACIÓN, tal como se ha visto en Octubre de 2008, cuando la directora del Museode Arte Moderno de Bolzano - CORINNE DISERENS - fué obligada a presentar su dimisión, a causa de la exposición de una escultura del artista MARTIN KIPPENBERGER, de una Rana Crucificada,porque el jefe de la Iglesia Católica, Ratzinger, la desaprobara.

O el caso mas reciente, sucedido en Julio de 2011, en ocasión de la Exposición CAMERINOS, donde BLANCA PORTILLO , responsable del FESTIVAL DE MÉRIDA , fué obligada a retirar un retrato de ASIER ETXEANDÍA , que representaba una crucifixión donde se lo ve a Cristo desnudo, cubierto con un escapulario sobre su pubis. Una fotografía de SERGIO PARRA, bellísima y conmovodera , y a consecuencia de este ataque a la LIBERTAD DE CREACIÓN, la señora BLANCA PORTILLO dimitió su cargo.

Así como existen leyes que en los diversos países garantizan la LIBERTAD DE CULTOS, justo sería que también existiera una Ley que garantizara la LIBERTAD DE CREACIÓN.

Por eso es tan importante esta sentencia del JUEZ VIGIL , quien ha sentado jurisprudencia para casos que puedan darse en el futuro.

Foto:  JAVIER  KRAHE  en una audición de  LA TERTULIA.

Beatriz Basenji

Comentarios

Mauro Navarro Ginés ha dicho que…
Este es un pais, Beatriz, en el que se suele mear agua bendita. Y te lo dice uno que es creyente a su manera, y a quien le encanta Javier Krahe, que puede decir y hacer lo que piense y quiera, mientras no joda al vecino de enfrente, que es lo que siempre han hecho la multitud de meapilas que se creen en el derecho de mandar a la hoguera inquisitoria a quien se les pase por los bajos. Un gusto leerte y un abrazo afectuoso.
Rodrigo ha dicho que…
Hola, Beatriz, queridos...

Desde que el mundo es cosa de un Dios Único (bueno, incluso en la racional y pagana Grecia también existía el delito de "impiedad"), sus taumaturgos -léase casta sacerdotal, siempre tan cercana al poder civil y/o militar, es decir: al Poder- han intentado imponer un rígido corsé moral sobre las conciencias (cuanto más sobre los ciudadanos), inventándose ese subterfugio tan original como es la censura (nihil obstat) y su hermana mayor para épocas de convulsa crisis: la purga inquisitorial.

En este sentido, ¿qué ha de extrañar el caso Krahe? Ya al mismísimo racionero de la catedral de Córdoba, el insigne Don Luis de Góngora y Argote, se le reconvino porque su poesía era demasiado "mundana", excesivamente satírica y mordaz, cuando no, directamente, rayana en lo sacrílego. Don Luis, más listo que un zorro y no menos tenaz, salvó la reconvención con más inteligencia e ironía: llevó su cultismo hasta el extremo, zafándose, así, de la asechanza podadora de sus ilustrísimas señorías del Santo Oficio (Quevedo, que lo tenía tirria, además de envidia cochina, intentó, para doblegarlo, viendo que no podía por medio del genio -muy superior el del cordobés-, hacer sangre por su ascendencia pretendidamente judaica; pero ni por esas).

En españa mucho sabemos de censuras, cuando no han sido por causas religiosas, lo fueron por las políticas. Quizá éste sea un motivo de la atávica picaresca: embozar las verdaderas intenciones para salirnos con la nuestra. Nada peor para la ética social de una cultura que someter a sus ciudadanos a un rígido control moral, éstos tenderán al subterfugio, la engañifa, el fraude, el ventajismo, la insinceridad, en una palabra, la corrupción ética.

Me alegro por Krahe, juglar lúcido y burlesco, encanto de persona, bálsamo para la conciencia hispan; pero más me alegro por la Justicia, encarnada en este caso por el juez Vigil. Me sumo a tu loa, Beatriz, de este hombre honesto, cumplidor y consciente de su función en una sociedad democrática avanzada. La resolución/sentencia no tiene desperdicio. ¡Vivan los jueces Vigiles!
Ah, y una cosa, ¿No podía clonarse a este juez y repartir varios de estos sus clones por juzgados, audiencias, consejos y Tribunales Supremos? Muchos lo agradeceríamos.

Merci bien, Beatriz, une autre fois.

[Un excurso: Ya nos queda menos para ser rescatados... ¿por Superwoman Merkel? ¿Por los Vengadores Reunidos Fondomonetariles? ¿por los mismos mercados que después se cobrarán pingües intereses? ¿Chi lo sá?].

Entradas populares

Páginas vistas en total