miércoles, 17 de septiembre de 2014

EDUCACIÓN: UN BIEN QUE NO ALCANZA




Burros, canoas, raquetas de nieve, rick­shaws, llanuras interminables que atravesar, recorridos peligrosos en mitad de conflictos o caminatas por barrios marginales donde la seguridad es un bien escaso. Estos son los medios que deben utilizar y los peligros que se ven obligados a sortear para acceder a ese derecho universal que se llama educación y que tantas veces pasa por las vidas de los escolares sin que se le dé la importancia que merece.

 Aún hay otros 57 millones de niños de los 2.200 millones de todo el mundo que, según datos de Unicef, ni siquiera tienen la posibilidad de hacerlo. El 42% de ellos viven en países pobres con conflictos. Y 250 millones de menores no saben leer, escribir, ni contar bien. Este problema se multiplica al llegar a niveles de secundaria. Uno de cada cinco adolescentes no estudia, más de la mitad (un 54%) son mujeres.

“Todo el mundo al cole!”
Maite Nieto – 10 /09/ 2014
El País Semanal, versión digital.



Recuerdo alguna de nuestras Profesoras, que iba un dia a la semana a dar sus clases a una escuela rural y nos contaba  cómo los niños de 8 años en adelante, llegaban a caballo a la escuela, cada mañana.Uno de aquellos jóvenes estudiantes, hoy es un cardiocirujano, que a su vez, dedica un día a la semana para ir a atender a pacientes de la zona en que nació y pasó su infancia.

Tal como nos informa MAITE NIETO, 57 millones de niños ni siquiera tienen la posibilidad de cursar en una escuela.
A ello debemos añadir un número no determinado de niños que en los países llamados “ en vías de desarrollo” , ven opacados los niveles de enseñanza ante el nombramiento para cubrir cargos de Maestros, a personas carentes de titularidad, a pesar que los Consejos Escolares de diversas zonas, poseen un amplio listado de profesionales de la Educación a los cuales no se les llama a cubrir cargos.

No podemos obviar la cantidad de niños cuyas escuelas son apenas un tinglado sostenido por unas pocas maderas, sin puertas ni ventanas, donde un solo Maestro debe impartir enseñanza a 60 niños de edades diversas, carentes todos ellos de cuadernos, lápices, libros, etc. etc. y donde la desnutrición infantil es una compañera inseparable de casi todas estas criaturas.

Bien podríamos calificar a los Ministros de Educación de dichos países como auténticos terroristas de Estado, puesto que en vez de implementar mayor calidad en la Educación, procuran llevar la Enseñanza a niveles de total nulidad, dado que no les permite a los egresados de niveles secundarios, el ingreso a la Universidad.

Es evidente que las clases políticas gobernantes - a excepción de los países asiáticos y nórdicos que son quienes encabezan los primeros puestos del Informe PISA – no se esfuerzan por mejorar la calidad de la enseñanza. Al contrario. Tenemos el caso del actual Ministro de Enseñanza de España – WERT – cuyo programa ha vaciado de contenidos la Enseñanza Pública y privilegiado la enseñanza Privada, dotándoles de importantes subsidios a aquellos colegios que segregan por sexos.

En definitiva , en materia de Enseñanza algunos países han entrado en la variante de la broma: todos los años dedicados a las etapas escolares y estudiantiles, no sirven para nada.

Foto: Escuela  en NICARAGUA .


1 comentario:

Albada2 dijo...

Cole para todos, porque sólo la educación nos hace libres y personas.

Un saludo