EUROPA SEGÚN CÁLCULOS DEL ISLAM












Como todos nuestros amig@s recibimos a diario videos sobre temas diversos.

Nos vamos a referir a uno de ellos, de autor o autores anónimos, procedente de alguna entidad del Islam , del cual hemos recogido algunas frases:

Es una realidad que conduce a un Destino que Europa rechazó en en siglo XVI”

Se están refiriendo a que los musulmanes fueron expulsados del los países europeos en ese siglo. En España ocurrió casi al mismo tiempo que Cristóbal Colón llegara al Continente americano.

Según los estudios, para que una cultura perdure por más de 25 años tiene que haber una tasa de fecundidad de 2.11 hijos por familia. Si la tasa es más baja la cultura declinaraá”

Con una tasa de fecundidad del 1.9 ninguna cultura ha invertido este proceso “..

Es obvio que quien ha elaborado estos conceptos, no es un experto en cuestiones demográficas ni en asuntos culturales, dado que Europa lleva milenios produciendo conocimientos para que la gente viva en lo posible cada vez mejor. Desde las grutas que albergaron a nuestros míticos antepasados, a las construcciones de piedra que dejaron los celtas, pasando a las invenciones del Imperio Romano – muchas de cuyas obras han resistido 2 milenios – a las Torres Petronas o el Burj Khalifa, de Dubai con sus 828 metros de altura - obras realizadas por diseñadores y tecnología occidental – demuestran el espíritu de progreso de nuestra Civilización.
En una palabra: Europa lleva milenios construyendo y re-construyendo su rico pasado.Porque no debemos olvidar que la Segunda Guerra Mundial dejó en ruinas la mayoría de las grandes ciudades, las cuales fueron reconstruídas.

Las tasas de natalidad en Europa obedecen a que cualquier persona medianamente inteligente, comprende que el Planeta que habitamos tiene sus propios límites territoriales, los cuales debido a los cambios climáticos está registrando enormes áreas desérticas donde años ha hubo tierras fértiles. Vamos pasando de períodos de lluvias intensas que abarcan meses a sequías que agotan los suelos hasta causarles grietas enormes. Y tanto la intensidad del agua como su ausencia total, arruinan las producciones agropecuarias. A ello hay que agregar que Europa, a excepción de unos pocos países, no posee materias primas y se ve en la necesidad de importarlas.

Un país con un enorme territorio como China, lleva años exigiendo a sus ciudadanos la limitación de los nacimientos, y aún así son alrededor de 1.400 millones. ¿Cuántos serían si los gobiernos de China no hubieran impuesto estas restricciones ?

Solo UN MILLÓN DE BEBÉS nacieron en el 2009 (no especifica en qué país europeo) por lo que será difícil tener 2 millones de adultos en el 2026”

Esto es ya un enunciado propio de humorista con unas cuantas copas de más entre pecho y espalda! A diario están naciendo bebés en todos los países, con un aumento de los casos de bebés nacidos de niñas de tan solo 12,13,14 años . Según Wikipedia en el 2011 se alcanzaron los SIETE MIL MILLONES de habitantes en el Planeta !
De los cuales alrededor de UN MIL MILLONES pasan hambre y están expuestos a la miseria.

Todos estos datos de crecimiento poblacional, proporcionados por algun ente de difusión del Islam, también nos hace conocer que en muy pocos años, la población europea será mayoritariamente musulmana.


Foto: Ranking de Arquitectura del Imperio Romano. listas.20minutos.es




Comentarios

Rodrigo ha dicho que…
Hola, Beatriz. Hola a todos.

Ops!, con el Islam hemos topado (¿o era con la Iglesia?, bueno lo mismo da: 622 años tienen la culpa de la diferencia).

Vayamos por partes.
En cuanto a la demografía: en Europa no es que la gente sea consciente de lo que le pase al planeta, es una cuestión más pragmática y menos idealista. A parte de cuestiones sociológicas —menos necesidad de aportar mano de obra familiar, menos dependencia de la misma, mayor esperanza de vida infantil, entre otras—, es la economía lo determinante: no se tienen más hijos porque es imposible mantenerlos y proporcionarlos una mejor educación en una cultura tan competitiva como la del primer mundo. Así de simple. Nos hemos vuelto más egoístas, más ególatras y menos familiares. Y, lógicamente, sabemos sumar dos y dos, y si a eso añadimos que lo de la multiplicación de los panes y los peces queda muy bien como alegoría doctrinal, pero que su posibilidad real es nula, pues la solución a la ecuación es menos hijos, para que puedan disfrutar de un mejor nivel de vida (que ya vemos que hasta eso, debido a la tremenda sofisticación de las sociedades de los países más avanzados e industrializados, se está poniendo en peligro: la generación actual, desde la 2ª Guerra mundial, tendrá menos oportunidades y bienestar que la anterior). Las desigualdades crecen y el pastel "primermundista" se lo reparten entre cada vez más ricachones y menos clase media.

Por otra parte está el aprovechamiento que de esta situación (creada y generada por la clase dominante del primer mundo: judíos y cristianos, sean católicos o protestantes) hacen los sectores más radicales y recalcitrantes del Islam. Explotan esta "debilidad" sistemática de Occidente (y algunos países Orientales, afectos al modo de vida Occidental) para hacer su agosto particular y generar confusión, por medio del terrorismo sobre todo, pero no sólo.
Por eso agudizan su ataque ahora al país modelo de liberté, egalité et fraternité. Se ataca a Occidente con ello, a una forma de vida tolerante, participativa, igualitaria (o eso, al menos, se pretende, aunque después vemos que tampoco es así exactamente, para para entendernos). ¿Que pretenden estos fundamentalistas? Conmover y perturbar los pilares del estado de derecho democrático. Y las deplorables actuaciones ejecutadas y sufridas contra los países árabes (Irak, Afganistán, inoperatividad en Siria, fundamentalismo judío en Oriente Medio) por parte del "Imperio" Occidental, no han ayudado precisamente a prevenir la actual deriva.

Se pretende crear una anatematización contra el Islam, una guerra, incluso, entre Islam y Occidente, haciendo caso omiso de los millones de musulmanes que viven integrados en las sociedades occidentales, viviendo, Ramadán de por medio, como un occidental más. Es más se intenta reclutar a musulmanes integrados, pero desintegrados, faltos de futuro (o decididamente locos), en Occidente para dar un marchamo de legitimidad a su guerra santa (Yihad). Otra vez se quiere reeditar las guerras del medioevo: infieles de uno y otro bando. Occidente no debe de caer en esa celada. No más Lepantos ni cruzadas. Occidente debe de reaccionar como Occidente, sin radicalismo y con inteligencia, a la luz del Siglo de las Luces y no a la de las antorchas.

No hay que caer en las provocaciones (como esta del vídeo que da pie a tu post, Beatriz) ni a otras que circulan por las redes. No hay ningún contubernio desde dentro, sólo una amenaza de desintegración, por colapso, de Occidente, que puede ser aprovechado por los radiales de toda laya (incluidos los fascistas más arios).
Evitemos el colapso, reconsiderando la deriva del Primer Mundo, con su estela de creciente desigualdad, y habremos iniciado la mejor defensa contra los radicalismos.
Eso pienso yo.

Un abrazo a todos.

Entradas populares

Astronomy Picture of the Day

Páginas vistas en total