EL CHIMPANCÉ ENTROMETIDO




Pasaba uno de mis amigos por el portal de nuestra casa y como caía una tormenta dueña y señora de todos los grises con sus rayos y truenos, como era obvio me visitó de necesidad y urgencia, como dicen los políticos aficionados no a legislar, sino a lanzar decretos igual que hacen el pipí y la popó en el vater !

Entra pues el hombre y se despacha: Vengo de la consulta con el psicólogo que me han asignado por cupo. ¿Cuáles son mis problemas? Que cuando duermo se me seca la boca y despierto y bebo una poca de agua con los ojos cerrados. Y en ese momento veo un mono – un chimpancé – bebiendo agua en el claro de una selva. Es como un pantallazo. De inmediato me pongo a pensar qué recipiente le permitía beber el agua? Y buena parte de la noche me la paso siguiendo al chimpancé , queriendo averiguar de su familia... Sin pensarlo siquiera acaricio a mi esposa sus cabellos. Ella duerme como un tronco. Siempre con los ojos cerrados, veo al chimpancé acariciando la planta de los pies a mi esposa. Y ella dormida lanza unas risitas y se da la vuelta.  

-No me hagas cosquillas cuando duermo ! . murmura y sigue durmiendo. No le puedo decir: “Que no fui yo, que ha sido el mono!”


Pero cuando nos levantamos ella se recuerda de todo e inicia su libro de quejas: Que eres un desconsiderado. Hacerme cosquillas en los pies a las 3 de la mañana. ¿Con qué propósito, eh? No eres un hombre, eres una maquinaria erótica!

Juro por lo más sagrado de mi Vida que tan solo acaricié los cabellos de mi esposa. Era mi imaginación la que le produjo las cosquillas en los pies? No. Era ese chimpancé entrometido.
Otras veces en la noche, con los ojos cerrados, veo maceteros con unas plantas hermosas. Verdes, brillantes. Siento el impulso de acariciarlas y en ese momento desaparecen. Una vez ví unas formas escultóricas, que seguían una sinfonía. Se elevaban por medio del impulso musical o desaparecían formando ondas levísimas. Cuando yo mismo extendía mis manos para apreciar la sutileza de esa materia ondulante la visión cesaba.  

Le cuento todo esto al psicólogo y el solo dice: Ajá. Ajajá.Y cuando el tiempo de la consulta se cumple me despide palmeando mis hombros y diciendo: “Eres un privilegiado! Ver obras de Arte auténtico en sueños!”

A continuación mi amigo pregunta por mi Mujer. “Leyendo debe estar en su sancta santorum”, le respondo."¿Si,no?" asiente.  Y  sigue:

_Me gustaría contarle a tu esposa mis pantallazos nocturnos. De tanto en tanto paso por su blog. ¿Tendrá ella delirios como los míos? Pero si los tiene debe saber cómo situarse. Es que a ninguno nos han enseñado lo que es el Espíritu. Qué poderes puede desarrollar. Qué capacidades. En el fondo, soy feliz con esas proyecciones . Constatan que hay otra vida. Una existencia paralela que nos está significando algo mediante símbolos. Quiero entender que Algo que hay en nosotros  se nos está revelando . Nos quiere decir:”Ey, chico, que yo estoy AQUI”.  

Al principio pensaba que se trataba de una especie de espíritu burlón que a la vez que te muestra maravillas, al siguiente par de segundos te las quita.

Es raro. He acudido al psicólogo buscando explicaciones. Pero ellos siempre te quieren cuadricular la infancia. Pero no se trata de eso, porque mi infancia ha sido mi verdadera patria. En la huerta, en el jardín de nuestra casa estaban todos los aromas, todas  las hortalizas que  luego la
 Mamá preparaba en los almuerzos y las cenas. No teníamos dinero, pero lo poseíamos todo. Incluso la Felicidad.  
- ¿Entonces, de qué te quejas, amigo mío? - le pregunto.

- Es ese chimpa que me tiene preocupado. Anoche me levantaba su mano derecha y me hacía un gesto que no supe interpretar. Podía ser un saludo o una amenaza. Que  se yo ?

Ilustración: TKM

Comentarios

Albada Dos ha dicho que…
El mundo de los sueños es muy complejo. Me ha hecho gracia el giro del psicólogo, con esos argumentos nada tranquilizadores.

Un abrazo

Entradas populares

Páginas vistas en total