LOS MANES

Era el mapa de un planeta extinto. Con todas sus redes fluviales resecadas rabiosamente por el Sol. Y en lo mas profundo yacían dos cráteres brillantes con acaso unas vegetaciones de un profundo verde. Ese era su rostro.
Finalmente suyo. Con todos sus quebrantos y sus arrogantes geiseres, pero fiel a su propia íntima verdad.
Terminaba de ajustarse la última peineta que el viejo le había traído de sus correrías por las orillas de los Continentes. Otro salvaje al que le crecían tres pelillos hirsutos y negros sobre el lomo de la nariz. Y lo que mas adoraba era – cuando él regresaba - arrancarselos con su pincilla. Ah, los pasados bríos! Ahora le bastaba esa peineta para disciplinar la escasa cabellera que le iba quedando.En eso estaba cuando vió a la bisnieta largarse del auto, cruzar el jardin con el cigarrillo entre los labios y el ceño fruncido por feéricos alfileres.
Sacudió la cabeza y la fué a recibir.
Cada visita no era mas que un rollo de quejas y frustraciones.
Trabajaba. Sí. Pero desempeñarse como supervisora, sus ocho horas de trabajo eran un verdadero infierno. Nadie la quería. Se había comprado un coche rojo para salpicar al prójimo los dias de lluvia , según decía, pero a la vez vivía temblando por el temor de que un día u otro se lo requisaran porque la agencia donde lo compró se había mandado la gran estafa.
Tenía un novio cuya madre semana tras semana estaba poco menos que agonizando y como él – pobrecito - no tenía ni un miserable billete en los bolsillos, quien debía comprar las caras medicinas de la moribunda? Ella.
-Pero lo peor de lo peor, y no se me caiga, Bisabuela querida, he descubierto que es un jugador a tiempo completo. Mientras yo me tengo que aguantar mi propia bilis escuchando a mis compañeras cada vez que les hago deshacer una prenda mal confeccionada, mi novio firme como un centinela en los tragamonedas del Casino.
-Dígame que és lo que me pasa, Bisabuela? Parezco meada por los perros!
La Bisabuela la miró igual que a las teteras chinas de una antigüa patrona .Suspiró con holgura y se limitó a responderle:
-Los Manes.
-Los Manes. Y qué son los manes?- interrogó la bisnieta con los labios estirados malamente como buscando el símbolo del infinito en su propio rostro.
La anciana calculó lo difícil que iba a ser explicarle. Se confortó bebiendo un mate antes de comenzar.
-Cual es la definición para tu trabajo? Un infierno de 8 horas. Cuando debes decir a una de tus compañeras: “Esto ha quedado mal. Hay que rehacerlo”, qué pasa por tu mente? “Esta hija de tal por cual qué estaba mirando cuando se equivocó en esto? Ah! Pero me va a escuchar!
Ahí, justo ahi están Los Manes. Oyendo tus pensamientos. Y ahí , te electrizan el aire, te cambian los polos positivos en negativos. Y para cuando tú haces comparecer a la compañera, ya se puso el ambiente como tregua entre basiliscos. Y la chica se va de tu lado deseándote lo peor. Ahí están los Manes de ella resentidos contigo y multiplicándote los episodios uno tras otro. Hay que ser muy cuidadoso cuando se habla y todavía mas cuando se piensa, porque el pensamiento se trasmite por el espacio. Es como una radio que transmite a perpetuidad. Y no me vengas que “la culpa la tienen ellas. No, señorita. Hay algo en tí que provoca que ellas se equivoquen. Y lo de tu novio igual. Son los Manes. Tienes tal novio porque no te mereces otro mejor. Tu vas y vienes con los Manes irritados. Crees que ellos, cuando estas a punto de cometer una tontería te lo avisarán ? Y, si te dieran el aviso, escucharías tú esas vocecitas?
También fuí joven. Lozana y rozagante. C ierta vez iba viniendo con mi cacharro lleno de agua sobre la cabeza y me deleitaba con las nubes rizadas que lucía el cielo esa tarde, cuando una vieja muy vieja y eternammente ociosa ,que estaba sentada en su banco de piedra, dia y noche, noche y día como cumpliendo un extraño misterio, exclamó: “Vaya Muchacha! A tí si que nunca te ocurrirá cosa mala, porque vas cuidada de todo un ejército de Manes!!” y seguí caminando con mi cántaro sobre la cabeza. Miraló. Ahí lo tienes. Sentadito sobre su base y muy juicioso. Porque hasta hoy no se rompió.-

Comentarios

Entradas populares

Astronomy Picture of the Day

Páginas vistas en total