jueves, 3 de septiembre de 2009

LA GLORIA MAYOR

“ La mayor estafa financiera de la historia no habría sido tal si la Comisión del Mercado de Valores de EE UU (la SEC, por sus siglas en inglés) hubiera actuado con diligencia. Ésa es la conclusión del informe del inspector general del propio organismo, David Kotz, que señala que la SEC fracasó al investigar seis denuncias creíbles que apuntaban a Madoff. Kotz reconoce que, con la primera denuncia de 1992, el supervisor "perdió la ocasión de destapar el esquema Ponzi de Madoff 16 años antes de que éste confesase", en diciembre pasado. Los supervisores desaprovecharon otras cinco ocasiones antes de la confesión del infame gestor de fondos. Peor aún, Madoff exhibía las sucesivas -y fallidas- investigaciones de la SEC ante sus clientes para vencer las dudas que pudieran surgirles.”

“EE.UU admite que pudo destapar el fraude de Madoff hace 17 años”
Sandro Pozzi – New York 03/09/2009
Diario EL PAÍS, version digital

Apuntando, que al lápiz se le perdió la mina!!
De verdá questos americanos del Norte no son tan listos como los mentan. Que cuando el rio suena agua trae,pero los investigadores de la SEC debian tenerse no una tapia, sino una muraya en las orejas.
Dime , shico, te lo puedes creer? Que no hayan descubierto ná de ná de lo quel Madoff tan bien se proveía ? U sea los dineros ajenos .
Pequeñas New York las hay por muchas geografías.En una de las tantas urbes ande se alojó mi sombra, había no digamos un Madoff, pero si uno desos usureros finos, destos muy leídos, que te trabajan la moral con ese no se qué que yevan pegao ar traje y la corbata. Vamo, quera un hombre de buen parecer, que venía como de héroe griego y un apellido de por esos laos, moreno, de ojos claros, ya pintando esas canas que tanto gustan a ciertas damas .Digamos quera guapo.Tractivo y con un sex appeal de aqueyos!
Se tenía su buena familia viviendo en uno de esos chalés que siempre estan en las lomas , con sus frondosas magnolias y sus pinos azules . Su mujé era monísima, elegante, destas señoras que te ponen mú fina y discretamente los cuénos. Que ni tenteras , macho, pero es la que te sabe seducí los candidatos pal desplume.Tan güena mujé, que lo yevaba y traía ar marío a su oficina a diario.
Y por aqueyos dias de vino y rosas , taban yenos de amistades del jet set, y los Festivales der Cine de la Francia y las Españas por carradas . En er mejó restorán de la ciudá, ahí con sus amiguetes toas las noshes y pa rematar la cena , habanos de prosapia bendecidos por el Fidel.
Había rumores . Siempre hay rumores, gual quel Madoff.Pero pa eso estaba la monísima, pa desmentir con sus holguras tóo.Ellos palante .Crecian y crecian. Levantaban edificios de 10 o 12 pisos , financiados en cómodas cuotas y la gente haciendo cola pa comprá. Y ellos vender y vender.
Lo que orvidé deciros, es que nel país de la pequeña New York había lo que se dice una inflación de puta madre.
No solo los edificios no se terminaron nunca, sino quel usurero cayó traspasao por las deudas y la nada que sele volvía tanta y tanta financiación.
Total, que lo perdieron todo.Er usurero y sus apostadores.
Lo único que pudo conservar pa su mayor gloria fueron los cuénos.

No hay comentarios: