jueves, 21 de octubre de 2010

EL REINO DE LA BASURA




Miles de habitantes de Terzigno y Boscoreale, dos pueblos situados en la falda del Vesubio, a 20 kilómetros de Nápoles, han pasado la noche combatiendo con las fuerzas del orden. La población, desesperada porque el único vertedero activo de la provincia está situado a 500 metros de sus casas, intenta evitar cada noche desde hace semanas que los camiones descarguen más inmundicia. El comité ciudadano lleva meses exigiendo el cierre del vertedero, enclavado en el Parque Nacional del Vesubio, pero el Gobierno ha respondido decidiendo abrir uno nuevo muy cerca del actual. Y eso ha forjado lo que ya se conoce aquí como la Intifada del Vesubio o la Revuelta de las madres volcánicas.

“La revolución de la basura”
Miguel Mora / Roma 21 /10 /2010
El País, versión digital

Lo que está sucediendo en Nápoles, ocurre en multitud de ciudades. Vamos viviendo entre montañas de basura , infinitamente peores que los estercoleros de los que nos quejábamos hace años cuando en algunos barrios había un vecino que seguía criando cerditos. Esas montañas de basura que no se pueden quemar porque su toxicidad se vuelve incontrolable. Situaciones que como bien lo dice la nota, los responsables políticos de las administraciones no resuelven.
Vamos siendo llevados por la desidia, la inercia, la estupidez de unos funcionarios irresponsables a que la salud de millones de seres humanos se vea constantemente amenazada por posibles pestes y epidemias de origen virósico.
La fetidez se adueña de estos ámbitos que forzosamente lleva a la gente a tomar las calles y a luchar con policías y demonios tratando de impedir el contínuo tráfico de basura a zonas que se habian destinado a la recreación pública como son los Parques Nacionales.
Se está llegando a la claudicación del compromiso público, puesto que la higiene es uno de los puntos claves de nuestra convivencia . Suciedad es signo de insectos, roedores, plagas que nos convertirán en víctimas de su perpetua propagación.
Necesariamente los ciudadanos nos debemos comprometer con esta lucha contra la basura. En primer lugar procurando seleccionar los elementos reciclables , como papel, cartón, envases plásticos, vidrio , etc. Habituarnos a cocinar lo justo, a fin de que no sobre comida . En este tema hay mucha tela para cortar. Casi todos hemos visto en ocasiones de grandes festejos familiares, como se tiran cantidad de manjares a la basura. No cometamos semejante delito. Al momento , ordenemos las viandas que sobraron y llevemoslas a comedores comunitarios , pero por favor, no las ARROJEMOS A LA BASURA .
Lo dicho es válido para las reuniones al aire libre, ya sea en playas, campings, etc. Si se analiza el comportamiento animal y el nuestro, en esos mismos lugares, no se aceptaría que somos civilizados. Tan grande fama gozamos los occidentales de ser personas proclives a fomentar la basura, que durante unas vacaciones en Namibia, lo primero que nos señalaron los nativos que visitamos, fué que, por favor arrojáramos desperdicios únicamente en los botes para tal fin...

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Beatriz:

Otra denuncia muy acertada. La verdad es que este tema es para hablar mucho. El Padrino Berluscon con el dinero que tiene...más preocupado de su imagen y de controlar los medios de comunicación que de los problemas reales.Y por aquí de todo hay. Primero la falta de responsabilidad de muchos ciudadanos,tiran toda la basura junta a pesar de haber contenedores para reciclar,vas a la playa en verano y hay mucha gente que no retira la basura del día,así puedes ver bolsas de plásticos,restos de comida etc,etc.En la montaña y en el sitio más remoto,donde nadie se puede imaginar ahí puedes encontrar latas de refrescos y etc,etc,etc.
Y después las alcaldías unas se toman interés y otras pasan mucho de estos temas,pero la basura nos está comiendo,demasiada basura en todas partes,¿por qué? demasiado consumo de todo y muy mala educación.Somos sucios y después presumimos de lo contrario.


Un fuerte abrazo,gracias de nuevo por esta entrada,
Arrayán

Beatriz Basenji dijo...

Arrayán : Un tema preocupante.De continuar así,las ciudades se convertiran en inmensos basurales.Por no decir chiqueros humanos.
Cordiales saludos.

Anónimo dijo...

Hola Beatriz, Me parece muy bien el abogar por reciclar la basura y por hacer menos basura para proteger el medio ambiente. Sin embargo, lo que ocurre en Nápoles no es lo que ocurre en cualquier ciudad. Esas basuras tóxicas (R. Saviano: Gomorra y Belleza del Infierno) El almacenaje de los productos tóxicos de las empresas es un negocio lucrativo si se hace a un coste ridículo y si se esconde entre la basura normal en lugar de reciclarse ésta. Las empresas de residuos de Nápoles están en manos de la Camorra y su modus operandi es mezclar los residuos tóxicos de las empresas con los de las población. Acaban siendo montañas es corrompiendo a funcionarios mediocres que miran u otro lado. Roberto Saviano ha sido amenazado de muerte y está bajo protección policial. Este negocio aporta un beneficio similar al de la droga (ana).

Beatriz Basenji dijo...

Ana: Agradecida por tu comentario.Tal como sucede en Nápoles,otras ciudades importantes estan librando dia a dia una lucha permanente por el tema de la basura, ya sea por las empresas que tienen a su cargo la recolección,ya porque los vertederos estan colapsados y muchos de ellos van quedando en áreas cercanas a la población,que se ven perjudicadas a causa de las filtraciones tóxicas hacia las capas freáticas de donde se extrae el agua potable.Estan involucrados jueces,funcionarios,empresarios, etc. etc. pero las soluciones no aparecen.
Cordiales saludos.