martes, 21 de diciembre de 2010

EL UNIVERSO EN ACCIÓN - II



Aunque haya quienes viven negando de forma sistemática las teorías de Charles Darwin, lo cierto es que los humanos estamos en una permanente evolución.
Buena parte de este avance lo hemos adquirido por los desarrollos alcanzados por nuestra tecnología y que a la par nos estimula para logros superiores. A todo escalón le continúa otro y otro más en forma casi vertiginosa si nos atenemos a las noticias que nos llegan diariamente de los diversos centros de altos estudios del Planeta.
Pero el logro mas importante para todos los habitantes es LOGRAR LA PAZ y respetarse mutuamente en sus derechos y dignidades. Llegar a cubrir las necesidades básicas de las personas . No sirve una paz donde una tercera parte de la Humanidad vive en la miseria, explotados los unos por los otros, sin condiciones de higiene ,sin escuelas, sin Hospitales, victimas de organizaciones criminales, etc. etc.

Los seres humanos ni siquiera hemos nacido para trabajar. Tal concepto no existe en nuestro cerebro , mas allá de una exigencia que nos viene impuesta por la sociedad en que vivimos. Debemos admitir, que la mayoría de las personas realizan tareas que poca o ninguna satisfacción les reporta a sus vidas. Quien mas quien menos va viviendo conflictos callados o expuestos en los ámbitos laborales. El trabajo tal como es concebido aún mucho antes de la llamada revolución industrial, no coincide en absoluto con los proyectos de vida a nivel planetario. La Vida debería ser considerada por la Humanidad una estación de recreo y conocimiento. Recreo en el sentido mas puro de “re- creación “, es decir volver a crear. Crear por nosotros mismos, a partir de nuestras necesidades, de nuestros gustos estéticos , como parte del saber VIVIR . Con ello no estoy señalando que debamos ser un Mózart, un Joan Miró, un Picasso, Miguel Angel o un Leonardo. Pero que nos permitamos descubrir cuales capacidades poseemos y cultivarlas para nuestro propio placer o de nuestros amigos.

Cuando visitamos hace unos años a los Nguni y los Ndebele en el país de los Zulúes, nos quedamos maravillados por la intensidad de los colores que empleaban en sus geométricos dibujos para decorar sus casas ,muebles y objetos útiles . Adornos incluídos.
Tengamos presente que maestros como Gauguin o Picasso, necesitaron el contacto con el arte de los polinesios o los africanos - un regreso a las fuentes primitivas - para ser ellos mismos.
Al presente son tan amplios y variados los conocimientos adquiridos por la Humanidad en este último siglo, en todos los campos de la ciencia y la tecnología, que las posibilidades de que cada uno de nosotros llegue a adquirir mínimamente ciertas nociones de alguna de ellas, son escasas. Se dá con frecuencia el caso de profesionales que, ya amortizadas sus carreras , buscan actualizar sus conocimientos, porque comprenden que se han quedado muy lejos de las nuevas teorías e investigaciones de sus colegas .
Ello responde a un legítimo deseo de saber y ahondar de forma permanente esas nuevas líneas de pensamiento.
En una palabra, mas allá de los logros personales , quedan flotando en la deriva de nuestro espíritu, infinidad de por qués , dignos de ser satisfechos y complacidos, mas allá de todas las remuneraciones que nos ofrezcan.
En ello estriba el verdadero ejercicio de nuestra Libertad. -

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias Beatriz,creo que el ser humano sufre por no reconocerse a si mismo.Somos seres para re-crear,para sentirnos,sentir la vida,la naturaleza e invertir tiempo en ello.La paz estaría garantizada de esta manera,la libertad y la justicia.Ahí está nuestra verdadera evolución.

http://www.youtube.com/watch?v=iAH0qm6OWKk

Besos !!!,
Reyes

Anónimo dijo...

Reyes: Así debiera ser.Pero a los centros de poder no les interesa en lo mas mínimo una Humanidad satisfecha de sus propios logros.A lo que ellos acceden, como es el caso de las vanguardias musicales, es porque tras ellas movilizan negocios super millonarios.

Un abrazo.

Beatriz.

Trasindependiente dijo...

Lo que escribes me hace pensar en el camino de la sabiduría que, como bien sabes, no tiene nada quue ver con la acumulación de conocimientos sino con la profundización en el conocimiento.

Gracias y saludos.

Anónimo dijo...

Trasindependiente: Gracias !!Un honor para LA SALSA MADRE ser leído por seres como tú.

Un abrazo y felicidades !

Beatriz.