sábado, 19 de febrero de 2011

CONSIGNAS MATERNALES




Mi Mujer es una mezcla de roca granítica y cristal. Es decir que va de sus convicciones mas profundas a sus ansiedades nunca reveladas . Ella es capaz de aconsejar a Dios y María Santísima que se trasladan en bicicleta. El caso es que ella jamás pasó del triciclo.
¿Qué como es la cosa ? Muy simple. Mi honorable suegra, jamás de los jamases le puso confianza en eso de la bicicleta. Que no, niña, que tu no sabes manejar los frenos y te vas a chocar cualquier auto que circule cerca tuyo. Tanto se lo dijo que aquella niña, se hizo un bloque y no hay quien le haya podido quitar esa consigna que su madre le aplicó.
¿Cuantos seres habrá cuyos fracasos provienen de estos carteles que la Mamá le puso por deber ineludible? Desde mi amigo Pedro, cuya madre, convencida que su único hijo era asmático y vivía diciéndole :”Niño, no corras, que luego te agitas!” , y mi amigo Pedro era un potrillo de largas piernas queriendo correr y correr , siempre que su madre no le viera !
Hasta J.C. Cuya madre le admitía cuanta cosa robaba en el vecindario, fuesen huevos,gallinas, perros, frutas, etc. y que acabó perpetrando uno de esos robos audaces atracando bancos , que le dieron tanta notoriedad.
Pedro hoy, pasada la cincuentena, si llega a trabajar cinco dias en un mes, ya es un triunfador. Y no es que al hombre le falte voluntad de trabajar, porque es darle y darle a la herramienta . La cosa que al día siguiente ya no puede salir de entre las sábanas, porque se le derrumba el esqueleto.
Cada vez que alguien le ofrece trabajo, Pedro se obliga a si mismo a pronunciar su frase favorita:
-Con mucho gusto le haré el trabajo, pero considere que soy asmático.
Pese a lo cual no recibe ni un solo medicamento de los que se indican a tales pacientes.
Los esfuerzos que hemos lanzado para hacerlo ver por un buen especialista han sido inútiles.
-Soy un caso perdido... -nos declara con un hilito de voz para convencerse a si mismo una vez más.
Y uno le vé, con su metro ochenta de estatura ; sus espaldas que superan el talle 56 y su pasmosa tranquilidad, que te desarticula cualquier tesis sobre su realidad pluscromática, como suelen decir los chavales de ahora.
Volviendo la mirada hacia mi Mujer, ya lo he ensayado todo para que se anime con la bicicleta.
-Amor, que llegará el momento que no habrá combustibles para los cacharros que nos trasportan y solo habrá dos opciones: el caballo o la bicicleta!
-El triciclo, que es mas seguro para cualquier edad!
Y ojo, que tiene tal capacidad de convicción, que seguro algun diseñador ya le estará dando aires al proyecto.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Beatriz: dime tú a mi si no es bonito ese triciclo de la foto?,a mi me encanta,además tiene mucha más estabilidad que la bicicleta, ¡¡dónde va a parar!!.Se le pone un cestón y hasta la compra se hace en él. He visto ciclistas que al pasar algún camión cercano parecieran más equilibristas al estar subido a esas dos ruedas,y es que hay coches que corren y despluman a un criadero de pollos,así que los ciclistas tienen que ponérseles las gónadas en el gañote....Yo como esta señora;en triciclo,si señor.JAJAJAJAJJAJAJ

Un besito,
Reyes

Anónimo dijo...

Reyes:Pienso que este triciclo va a tener éxito. Y mucho !

Un besito.

Beatriz.