miércoles, 23 de febrero de 2011

EDUCANDO A MAMÁ



Hace unos pocos dias, nos enterábamos del libro recientemente publicado en Estados Unidos BATTLE HYMN OF THE TIGER MOTHER, de la profesora Amy Chua - de la Universidad de Yale - donde explica como fué educando sus hijas con declarado éxito según su propio criterio y en su libro va dejando detalles de su método.
Tan solo les “prohibió dormir en casa ajena,ir a fiestas de cumpleaños, jugar con el ordenador, participar en el teatro de la escuela y sacar cualquier nota que no fuera sobresaliente “ ... Además las obligó a estudiar a una piano y a otra violín, al menos dos horas por día. En ese par de horas no les permitía beber agua o ir al baño.
Para corroborar el éxito nos entera que su hija mayor resultó obediente “ y fué presentada al público como aspirante a pianista prodigio en el Carneggie Hall . La pequeña se pasó al violín y odia al piano y su madre” .
El libro de la señora Chua es muy personal. Los chinos han tenido desde hace milenios construido su propio sistema de educación familiar, el cual está basado en el respeto hacia los mayores y sus jerarquías en el plano social. El mismo Confucio, en sus comentarios al I CHING, deja en algunos hexagramas ciertas consignas,como la que transcribimos a continuación :

“Cuando en el clan se acaloran los ánimos/se origina el arrepentimiento a causa de una excesiva severidad .
Sin embargo: ¡Ventura! / Cuando la mujer y el niño retozan y ríen / esto conducirá finalmente a la humillación .”(El Clan . Tercer hexagrama. )

Si nos atenemos a lo que actualmente está demostrando China,hay que reconocer que se ha colocado en el primer puesto en cuanto a Educación a nivel internacional. Desde nuestros conceptos occidentales podemos decir que son rigurosos y exigentes con los alumnos, sea la disciplina que sea. El gran contraste con los sistemas educativos de los norteamericanos,está dado en que éstos son sumamente permisivos. También hay que destacar que la sociedad norteamericana consume grandes cantidades de droga,alcohol,tabaco y en las relaciones personales es promiscua. Los chinos,por razones demográficas no pueden contraer matrimonio antes de los 28 años y no se les permite a los matrimonios tener mas de dos hijos, so pena de separarlos. Lo que sucede es que la Profesora Chua es un ser altamente competitivo como todo chino afincado en el exterior. Como diría el mismo Confucio nosotros estamos a mitad de camino entre China y USA.
La educación de un niño nunca puede estar en las líneas de un adiestramiento ni basarlo en una competividad permanente de frente al grupo escolar o social .
Basamos la educación de nuestros hijos en el profundo amor que nos inspiran, teniendo en cuenta que la vida es un creciente ejercicio de la responsabilidad. Por eso mismo nos fuimos inclinando a ir asignando pequeñas responsabilidades como cuidar el agua o el alimento de una mascota, regar ciertas plantitas del jardín. Enseñarles a observar si algún ejército de hormigas se desplazaba por esa zona y dar aviso a mamá, etc. etc. Tan importante es asistir a la escuela , como dedicar nuestras atenciones al medio ambiente que nos circunda.
En cuanto a los deportes, si bien comprendemos que nadar - por ejemplo - es altamente beneficioso para la salud del niño, los objetivos no deben ser las competiciones, sino la práctica de una determinada disciplina, en si misma. Con nuestros hijos hemos ido abriendo ante ellos como un abanico de posibilidades, para que eligieran que era lo que mas les atraía. Les dimos una total libertad de elección y las respetamos , a la vez que disfrutábamos con las mismas expectativas que ellos mismos generaban en torno a sus preferencias.
Hemos aprendido mucho mas de ellos y a través de sus diversas etapas, que cuanto nosotros, como padres, les hemos transmitido. Hemos estado siempre atentos a sus preguntas, y nos hemos esforzado en responder a sus demandas de información de acuerdo con su propia madurez. En algunas oportunidades hemos consultado con profesionales acerca de la conveniencia o nó de enterarles de ciertos detalles que intrigan a los niños antes de los 10 años de edad.
A pesar de su juventud, hoy son personas adultas, comprometidas con la sociedad en que les tocó nacer y desarrollarse, saben como actuar ante los problemas que la vida les plantea y estan en condiciones de darnos consejos a nosotros : sus padres.

Fuentes : “¡Cuidado! La madre tigre devora a sus hijos “
Yolanda Monge / J.A. Aunion – 6/02 /2011
El País, versión digital.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Beatriz:

Destaco de esta entrada,esa actitud de revisión constante que los padres tienen que ejercer ante ellos mismos con el fin de saber educar de verdad,desde el ejemplo y la trasmisión de valores.
En cuanto al modelo de educación...largo sería de hablar y discutir.Pero la educación permisiva es tan mala como aquella que no deja respirar,ni hacer una travesura.
Los padres tienen un papel fundamental.Estar atentos,revisar sus contradicciones,sus miedos,sus conocimientos etc,para educar a laa altura de las circunstancias y de cada hijo.
Es por ello que ellos,los hijos, siempre enseñan,invitan a que los padres sean mejor personas.Si ese ejercicio no se hace...algo cojeará.Y aún así,haciéndolo nunca nada será totalmente perfecto ¿y?,no pasa nada cuando realmente hay amor.

Besitos,
Reyes

Anónimo dijo...

Para nosotros el diálogo permanente ha sido una de las pautas.Vuelvo a repetir, hemos aprendido mucho más nosotros como padres,descubriendo y volviendo a descubrir las múltiples facetas de nuestros niños,dejándolos ser, respetándolos como lo que son: PERSONAS,desde que llegaron a este mundo.
Un abrazo.
Beatriz.