FRAGMENTOS DE SABIDURÍA


" Pero... ¿Quién puede comprar o vender el cielo o el calor de la tierra? Esa idea es para nosotros extraña. Ni el frescor del aire, ni el brillo del agua son nuestros. ¿Cómo podría alguien comprarlos? Si nadie puede poseer la frescura del viento ni el fulgor del agua, ¿cómo es posible que usted se proponga comprarlos? Aún así, trataremos de tomar una decisión. 
     Cada pedazo de esta tierra es sagrado para mi pueblo. Cada rama brillante de un pino, cada puñado de arena de las playas, la penumbra de la densa selva, cada rayo de luz y el zumbar de los insectos son sagrados en la memoria y vida de mi pueblo. La savia que recorre el cuerpo de los árboles lleva consigo la historia del piel roja.
      Los muertos del hombre blanco olvidan su tierra de origen cuando van a caminar entre las estrellas. Nuestros muertos jamás se alejan de esta bella tierra, pues ella es la madre del hombre piel roja. Somos parte de la tierra y ella es parte de nosotros. Las flores perfumadas son nuestras hermanas; el ciervo, el caballo, el gran águila, nuestros hermanos. Los picos rocosos, los surcos húmedos de las campiñas, el cuerpo sudoroso del potro y el hombre, todos pertenecemos a la misma familia."

(Fragmento de la CARTA DEL CACIQUE SEATTLE, en respuesta a una oferta del entonces Presidente de Estados Unidos, Fraklin Pierce, de 1854, de comprarle tierras a los suwamish )

Qué diría en la actualidad este hombre, descubriendo que ya existen agencias dispuestas a vender algunas parcelas en nuestro satélite natural : la Luna ?
Ese afán mercantilista que rige la vida de quienes habitamos la Tierra, ha entrado en una fase crítica que va alterando lo ya alterado.
Millones de jóvenes egresados de diferentes Universidades se mueven en pos de lograr un empleo acorde con sus conocimientos adquiridos y no lo logran. Entonces tenemos arquitectos, ingenieros, economistas, etc. conduciendo taxis. Desempeñándose como conserjes de hoteles, repartiendo mercancías y distribuyendo listas de correos.
Por otra parte, los políticos de diversos países del llamado Primer Mundo, acaban de acordar la jubilación para aquellos que han aportado 38 años al sistema y cumplido 67 de edad. Cuando, por la notoria falta de trabajo que se está padeciendo desde el 2008 lo correcto sería bajar la edad de jubilación a los 60 años para así dar paso a las nuevas generaciones.
Hoy mismo nos encontramos con la noticia que, los concesionarios de automotores piensan devolver al fabricante las unidades que no fueron vendidas. En una palabra: el público ha agotado su capacidad de compra.¿Qué harán pues los fabricantes ? Simplemente cerrar las fábricas. ¿Quien en su sano juicio continuaría produciendo objetos que no tienen comprador?
Otro capítulo merece el tema de los combustibles. Con el agotamiento del petróleo los países se han decidido por los bio-combustibles, lo que en lo inmediato encarece los productos alimenticios, y ya se va conociendo el número de personas condenadas al hambre. Cuarenta y cuatro millones más de los que ya había.
A este panorama debemos añadir el cambio climático. La ruina que va cundiendo sobre vastísimas áreas agravadas por el mal uso y el abuso de ciertas materias que además de envenenar el aire de las grandes urbes, ya nos ha condenado a padecer inundaciones y desertización sin solución. Por si fuera inocua la situación real, tenemos también algunas potencias que se declaran en posesión de tecnología capaz de alterar según sus conveniencias, las temperaturas planetarias, como así también de provocar tsunamis y terremotos.
Aquí volvemos nuestra mirada al Cacique Seattle. Si a cada uno de nosotros nos hubieran educado dentro de ese sentido sagrado de la Vida del cual el Cacique era un honroso exponente, seguramente no solo habríamos captado el verdadero manantial de la existencia, seriamos seres capacitados para ofrecer felicidad, y el Planeta continuaría su trayectoria sometido tan solo a los avatares de la Naturaleza. Que no es poco .

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Decía Jean Jacques Rousseau (SXVIII) que el primero que puso una valla a un terreno y le ocurrió decir: esto es mío, y encontró gentes lo bastante simples para creerlo, ése fue el verdadero fundador de la sociedad civil. ¡Cuántos crímenes, guerras, asesinatos, cuántas miserias y horrores habría evitado al género humano el que, arrancando las estacas, hubiese gritado a sus semejantes: guardaos de escuchar a este impostor, estáis perdidos si olvidáis que los frutos son de todos y la tierra no es de nadie!. Pienso, Beatriz, que habrían hecho una buena salsa sin tropezones el cacique y el ilustrado (ana)
Anónimo ha dicho que…
Ana: Agradecida por tu comentario.También Rousseau ha dejado huella en mi memoria.Las personas no comprenden que estamos de paso por el Planeta,que va acusando los rigores a que ha sido sometido por la Naturaleza y los estragos de nuestras "civilizaciones".
Cordiales saludos.

Beatriz.
Anónimo ha dicho que…
Hola ,Beatriz!!!!.Los indios lo tienen muy claro cuando hablas con ellos.Por ese camino que el hombre blanco ha tomado sólo encontrará destrucción y habrá un tiempo en que las cosas ;la tierra,los árboles(tan importantes para la vida),el agua etc...volverán a ser.Sociedades enfermas que enferman a la naturaleza.
La cultura india sabe que la naturaleza no puede entrar en ese círculo mercantilista,ese camino es el que destruye.La ética india lo sabe desde siempre.Llegará ese día que tengamos que escuchar a la naturaleza y el dinero tal vez no exista,viviremos del trueque.Utopias que pueden se hagan realidad y que así sea por el bien del planeta,de la vida y de la raza humana

Muchos besos,abracitos
Reyes
Anónimo ha dicho que…
Reyes:El trueque fué aplicado en Argentina cuando la crisis del 2001 y con buenos resultados.La gente del pueblo estaba contenta de ir sobrellevando la situación merced a esos canjes.
Mira lo que está sucediendo una vez mas con Ruiz-Mateos.O lo de Ferrán.Perjuicio para todos,empleados y ahorristas.
Besitos.

Beatriz.

Entradas populares

Astronomy Picture of the Day

Páginas vistas en total