DESCUBRIENDO A MARTIN REES





“Martes, 23 noviembre 2004 IBL News. 

El físico Martin Rees y el matemático John Barrow, dos respetados científicos británicos, se preguntan si toda la materia y la inteligencia, tal como las conocemos, no son sino la creación de una mega-supercomputadora que se encuentra en alguna parte del Universo. "Hace algunas décadas, las computadoras sólo podían simular modelos muy simples. Ahora pueden crear mundos virtuales con muchísimos detalles", declaró Rees a la AFP. 
Martin, un astrónomo que trabaja en la prestigiosa Universidad de Cambridge, se atreve a ir más lejos en estas elucubraciones y se pregunta si podríamos estar en una simulación semejante. En ese caso, el universo no lo comprendería todo, sino tan sólo una parte de un conjunto que Rees y Barrow llaman el 'multiverso'. 

Barrow, otro profesor de Cambridge, sostiene en un artículo académico que durante mucho tiempo se supo que una civilización ligeramente más avanzada que la nuestra podría simular "universos en los cuales entidades conscientes podían surgir y comunicarse entre ellas". 

En una sociedad mucho más experta en informática y con una tecnología mucho más avanzada, "en lugar de limitarse a simular su clima o la formación de galaxias, como hacemos nosotros, ellos podrían ir más lejos y observar el surgimiento de estrellas y sistemas planetarios", sostuvo. "Luego, una vez que incorporaran las reglas de la bioquímica en sus simulaciones astronómicas, serían capaces de observar la evolución de la vida y la conciencia", agregó. Los dueños de las máquinas del universo podrían "observar el crecimiento de las civilizaciones y comunicarse entre sí, discutir sobre si existe un Gran Programador en el Cielo que podría intervenir según su voluntad, desafiando las leyes de la naturaleza que se observan habitualmente", insistió Barrow.” 
 

“El astrónomo Martin Rees gana el Premio Fundación John Templeton”
Leonardo Sequeiros – 1º /6/ 2011
Tendencias21.net



Como no podía ser de otro modo,hemos sucumbido a la tentación , y aquí estan esas líneas que nos sirven de excusa para solventar nuestras sospechas .
Que quede bien clarito: sospechas.
Bueno sería que viviésemos en un Universo virtual !! Es la broma mejor elaborada que conozco, si así fuera . ¿Por qué no ?
Tendríamos que admitir que esas maravillosas fotografías que nos da a conocer la NASA , de galaxias en formación o formadas en edades no conmensurables, han pasado a formar parte de la misma materia de nuestros sueños.

Es posible que esas máquinas de proyectar universos, cada tanto se introduzcan subrepticiamente en nuestro mundo onírico y copien aquí un espacio similar al trazado por Bramante para la Basílica de San Pedro, en el Vaticano, siete veces mas grande , donde se reúnen los filósofos de todos los tiempos, a continuar sus diálogos .

Como bien nos señala nuestro amigo virtual Rodrigo Martín,esa magna pregunta que se formulan el físico Martin Rees y el matemático John Barrow, ya estaba contenida en la famosa caverna que nos describió Platón. Entre Platón y nuestro tiempo han transcurrido 2358 años !

Martin Rees ha sido galardonado con el Premio de la FUNDACIÓN JOHN TEMPLETON.

Invito a mis lectores a leer este artículo debido al Dr. Leonardo Sequeiros, en la fuente citada, en la seguridad que sentirá cada uno surgir perspectivas diferentes en sus particulares vidas.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Hola Beatriz:

A mi me cuesta entender o tal vez no me guste del todo concebir El Universo como si fuera un gran escenario de Matrix,aunque reconozco que los sentidos nos engañen siempre.Todo lo que podemos percibir está condicionado por nuestra pequeña biología.

No sólo la alegoría de la caverna platónica,sino también la Teoría de los Cerebros de Cubeta de Putman y otro (no me acuerdo),del filósofo Jean Baudrillard...

No me gusta sentirme ,tal vez,tarjeta SIM que no podría salir de un ordenador.
Yo debo estar más cerca de la entropía,eso creo,no sé porque no soy una entendida en el tema,me dejo llevar por mis pocos conocimientos y mis sensaciones (siempre subjetivos)..jejejeje.


Gracias,por darme a conocer a Martin Rees.
Besos,
Anónimo ha dicho que…
Si así fuera,no deja de ser una broma.Es como haber erigido un Universo fantasma para quizá proteger al Universo real.Sus razones tendrán!Así como en el pasado algunos generales ganaron guerras proyectando un ejército que no tenían,quizá haya Galaxias que proyectan falsos universos para despistar a sus enemigos!

Cordiales saludos .
Beatriz.
Anónimo ha dicho que…
Hola Beatrix (en alusión a “Matrix”)
Buen tema para una escritora. Te sorprenderá menos que a los demás el que se puedan crear mundos virtuales en el cerebro (imaginación).Te sorprenderá menos el que podamos ser parte de los sueños (la vida es sueño, decía Calderón de la Barca) o de la novela o del drama teatral de “algo” o el que vivamos en un cuántico “jardín de los mundos” (Borges). Ya puestos … en un “universo simulado” (la existencia del universo, y por lo tanto la nuestra, discurre en una “simulación” de un macro-ordenador).
Platón, el hinduismo -y ya los que deben tomar “peyote”etc.- lo intuyeron Incluso, los últimos, haber “hecho experiencia” de que el mundo es una alucinación y de que hay otros posibles que ni intuimos en estado de consciencia.
Pero todo lo humano es “ideológico”, y más si hay “premio” por en medio, de manera que la idea se aproxima a la que la tesis del cura-teólogo medievalista Anselmo de Canterbury cuando arropaba la idea del “Ser” (Supremo) diciendo que hay otros mundos a los que no llegamos; y, por tanto, que no son de creación humana, como el “Ser-Supremo”. El premio Templates, por sus implicaciones religiosas-teológicas- apoya a los que permiten otras vías distintas a las teorías de la causalidad del Universo o del “Bing-Bang/Diseño Inteligente” (S. Hawking”, al que no darían el premio tras ponerse en camisa de once varas). Sea como fuere, el que un astrofísico diga –cual en la peli “Matrix” que podríamos vivir en una falsa realidad virtual, una ilusión, simulación o manipulación generada en un super-ordenador (lo de que nos sueñan y nos soñamos en mundos inconscientes suena más poético) tiene tela.
No pudiendo ir más allá, me muevo en un “matrix” (blog de John) de “la condición humana” (que intenta buscar la verdad en una realidad manipulada por el poder y los media. En estas coordenadas ( y cada vez que me hablan de “Matrix”, me viene a la mente una obra de teatro, que leí con avidez (se lee de un tirón y esta en la económica colección Austral) de A. Buero Vallejo, “La Fundación”, en la que un preso político condenado a muerte por un régimen totalitario que comparte con cuatro compañeros de celda la espera de la ejecución. Ante esta situación, su mente entra en un proceso de alucinación/esquizofrenia que lo defiende de la realidad; en su alucinación, cree residir en una Fundación en la que él, sus amigos y su novia disfrutan de una beca para desarrollar sus investigaciones. El lector/público ve con los ojos del preso (que se llama alegóricamente “Tomás”) y comparte a lo largo de toda la obra su modo de ver hasta que descubre que la “Fundación” es un holograma, pero que se vive en una cárcel. La crítica valdría igual para nuestras democracias de capa caída. En todo caso, saludos a ti y al anterior comentario. Esa intuición -sin llegar a universos paralelos o desconocidos- parece ser muy "humana" Saludos (ana)
Rodrigo ha dicho que…
¡Cielos, se me ha invocado en este espacio! Y como soy un ser -no sé si real o virtual- cortes y cumplidor, acudo a la invocación cargado de... escepticismo.

Rees, Barrow, Martin + Sequeiros = producto de la rumia de forraje proteico rico en tréboles de cuatro hojas, y aun de cinco y seis.
Meras especulaciones siempre orientadas a dar respuestas plausibles a preguntas sin ellas: ¿quiénes somos, de dónde venimos, a dónde vamos? Algo tan humano como nuestra propia existencia.
Gracias Beatriz por la alusión. Efectivamente, quien primero plasmara un barrunto virtual de nuestro devenir en el mundo y de nuestro mundo en genral, fue Platón y su alegoría de la caverna.
Fue un recurso para explicar lo que es y a la vez dar curso a la sospecha de que nuestros sentidos, nuestra mente, nuestras emociones, nos traicionan. ¿en base a qué? Simplemente a que nacemos para morir. Este es el quid de toda la cuestión: la no resignación a la nada, a desaparecer; el pataleo ante la evidencia de nuestro fatal destino.

Muy acertada, también la alusión a Putnam, Reyes, y su revisada teoría del "cerebro en una cubeta", algo que toma prestado no solo Matrix, sino Blade Runner de forma más somera.

Por cierto, es interesante leerse al señor Putnam, aunque solo fuere por la honestidad que destila un hombre capaz de ser su mayor crítico, y que no le duelen prendas para midifcar su opinión suando su evolución mental así lo exige.

Gracias, otra vez, Beatriz, por las propuestas y los apuntes con el dedo.

Entradas populares

Astronomy Picture of the Day

Páginas vistas en total