"DARSE PRISA Y MORIR "

Taro Aso, ministro japonés de Finanzas, no se anda con medias tintas. El pasado lunes declaró que las personas mayores deben “darse prisa y morir” para aliviar los gastos del Estado en su atención médica. Declaraciones especialmente alarmantes en una sociedad en la que el 25% de la población tiene más de 60 años. El propio Aso tiene 72 años.
El ministro arremetió en una reunión del Consejo Nacional de Seguridad Social contra las tácticas de reanimación y los tratamientos para prolongar de vida, según publica hoyThe Guardian. “Se ven obligados a vivir cuando quieren morir. Yo me despertaría sintiéndome mal si sé que el tratamiento está pagado por el Gobierno". El ministro nipón no se quedó ahí. Se refirió a los ancianos que ya no pueden alimentarse a sí mismos como "gente de tubo".
Que se den prisa y se mueran”
El País, versión digital – 22/01 / 2013


Se queda uno como bloque de hielo leyendo las palabras de este japonés mal nacido.Desconcierta que un ministro de finanzas del Imperio del Sol Naciente, que viven inmersos en unos protocolos de salutaciones permanentes, salga a decir lo que ha dicho.Japón un país devastado por explosiones nucleares ocurridas en la IIGM y ultimamente por la nuclear de Fukushima...
Lo único que se nos ocurre es cuánto odio hacia sus padres lleva concentrado dentro de sí, TARO ASO,para llegar a pronunciar estas PALABRAS TERRIBLES E IMPERDONABLES, porque es nada menos que el Ministro de Finanzas de Japón, un país que excede actualmente los 120 millones de habitantes. Las palabras de TARO ASO estan haciendo alusión a TREINTA MILLONES DE PERSONAS .
Esto nos retrotrae a los tiempos en que Japón fue aliado de Alemania, bajo el régimen del Nazionalsocialismo de Hitler. Todos los libros de historia nos han contado en detalle cómo fueron exterminados en los campos de concentración millones de judíos, gitanos y otras etnias rechazadas por las SS a las órdenes de Hitler.


Hace algunas décadas, circulaba por algunos países de Sudamérica el rumor que Japón estaba planificando adquirir importantes extensiones de tierras para ubicar en ellas a su población de personas mayores, ya jubiladas, para que disfrutaran de buen clima y bellos paisajes en la última etapa de su vida.
La gente se quedaba admirada de cómo Japón - un potencia mundial - deseaba proteger a sus mayores y brindarles unos paisajes de grandes extensiones, de bellos lagos, picos nevados de montañas, aire y aguas puras. Un lugar bello y placentero que les compensara las tragedias vividas en el siglo XX. Nos admiraba porque resaltaba en esa actitud, el deseo de proteger y gratificar a sus abuelos al final de una vida plena de sufrimientos y renunciaciones.


Por eso mismo, las palabras de este ministro de Finanzas, casi exigiendo que TREINTA MILLONES de japoneses se decidan a morir nos hielan la sangre. Igual que si nos dijeran : “Mirá viejo, ya no sirves para nada, solo estás produciendo trastornos a tus familiares, muérete de una vez !”
Somos SERES HUMANOS. No somos servilletas descartables que se usan y se tiran ! Somos SERES HUMANOS que lo hemos dado todo y al final de nuestras vidas, en silencio, nos gloriaremos de contemplar cómo ha crecido nuestra familia,disfrutaremos los logros de los mas pequeños, desde verlos caminar hasta hacer su ingreso en una oficina, un taller, una fábrica o donde sea . Contemplar que hemos sido los insustituibles nexos entre el pasado y el futuro. Que la Vida fué generosa con nuestros anhelos, porque al final fuimos ESE eslabón que debía conectar nuestro tesoro genético, con aquellos que seguirán trasmitiendo en el Tiempo los perfiles de una familia.

Foto: El  Emperador de Japón  en su 77º cumpleaños y la  Emperatriz .

Comentarios

Mauro Navarro Ginés ha dicho que…

Semejantes cabrones, con perdón, deberían de ser los primeros en la lista de exterminados de la madre tierra. Porque quien carece de sentimientos y empatía hacia los que nos precedieron y dieron todo por nosotros no merecen ni ser tenidos en cuenta.
Incapaz sería de escuchar una canción sublime de Serrat que dice esto:

Si se llevasen el miedo,
y nos dejasen lo bailado
para enfrentar el presente...
Si se llegase entrenado
y con ánimo suficiente...

Y después de darlo todo
- en justa correspondencia -
todo estuviese pagado
y el carné de jubilado
abriese todas las puertas...

Quizá llegar a viejo
Sería más llevadero,
Más confortable,
Más duradero.

Si el ayer no se olvidase tan aprisa...
Si tuviesen más cuidado en donde pisan...

Si se viviese entre amigos
que al menos de vez en cuando
pasasen una pelota...
Si el cansancio y la derrota
no supiesen tan amargo...

Si fuesen poniendo luces
en el camino, a medida
que el corazón se acobarda...
y los ángeles de la guarda
diesen señales de vida...

Quizá llegar a viejo
Sería más razonable,
más apacible,
más transitable.

¡Ay, si la veteranía fuese un grado...!
Si no se llegase huérfano a ese trago...

Si tuviese más ventajas
y menos inconvenientes...
Si el alma se apasionase,
el cuerpo se alborotase,
y las piernas respondiesen...

Y del pedazo de cielo
reservado para cuando
toca entregar el equipo,
repartiesen anticipos
a los más necesitados...

Quizá llegar a viejo
sería todo un progreso,
un buen remate,
un final con beso.

En lugar de arrinconarlos en la historia,
convertidos en fantasmas con memoria...

Si no estuviese tan oscuro
a la vuelta de la esquina...
O simplemente si todos
entendiésemos que todos
llevamos un viejo encima.

¿A que se saltan las lágrimas escuchando esta maravilla?. Un abrazo desde el otro lado del mar......

Entradas populares

Astronomy Picture of the Day

Páginas vistas en total