martes, 16 de junio de 2015

URGENTE SE NECESITA PADRINO






Osú, María y José !! Ayy! Uyyyy! Que me veo al espejo y no me lo creo ! A mi edad y he de buscar con URGENCIA un padrino pa que se me bautice!
Esto me pasa por haber prometido que el día que un fabricante de armas quiebre, me pasaría por el primer Bautisterio que encuentre y pillando Padrino me haría imponer las aguas bautismales !!
Es de no creer! Tieso me he quedao, mas ancho que largo como decía el Tío Patricio, quenpaz descanse !
Me estoy dando pellizcos para asegurarme que voy despierto. (Y no me entren a señalar lo mal que conjugo los Verbos, porque ese es mi natural, porque ya os los lo he participado con lujo de detalles, que este asunto de la escritura me sale igual que el habla)
Sí, señoras y señores! Hoy, 16 de un florido Junio de 2015, la firma COLT , fabricante de pistolas y fusiles , tras 160 años de liquidar  la  Vida  de millones y millones de personas y animales de esta Tierra está con una deuda que supera los 500 millones de dólares , o sea, la mitad de un billón de los billetes verdes, según cuentan en el país conocido como USA.
Colt en quiebra!
Ni los Rumsfeld, ni los Richard Bruce Cheney, alias Dick tan ligados a los eventos bélicos de los últimos 20 años han podido impedir que Colt llegase a semejante cifra de números rojos. ¿Habéis visto? Hasta los fabricantes de armas se han caído del estado de prosperidad.
Millones de muertos en este Mundo por acción de las armas salidas de la fábrica que fundara don Samuel Colt y ni siquiera les ha servido para estrellar contra la chimenea todas las copas de cristal de este Mundo. Mejor le habría venido a Don Samuel ponerse de sepulturero, que meterse en este negocio de fabricante de armas.
Como decía una viejecita de mi pueblo: “Pa ser puta y no ganar nada, mejor ser mujer honrada!”


1 comentario:

Rodrigo dijo...

Hola, Beatriz. Hola a todos.
Pues sí, mira que es raro. Una fábrica de armamento tan legendaria, en suspensión de pagos... Será porque no se han sabido adaptar a los cambios de los tiempos (y mira que lo viene diciendo el muy americano Bob Dylan desde el incio de los sesenta: "the time they are a-changin"). Ya se sabe hoy día con tanta sofisticación, tanto dron, tanto rayo láser, tanto misil inteligente,... los míticos Colt han quedado poco menos que para el museo (como las guitarras acústicas del citado Dylan).
Tienes razón, Beatriz. Mejor les hubiera ido si hubiesen diversificado el negocio, y junto al de fabricante de armas —de matar— hubieren invertido en funerarias.
Parece increíble. Ya ni se respeta una tradición tan arraigada y respetable. ¡Dónde iremos a parar!
Un abrazo a todos.