lunes, 21 de marzo de 2016

CRISTIANISMO E ISLAM: SU FUTURO







En el “Corriere della Sera” de este pasado domingo 19 de marzo, hemos tenido oportunidad de leer “Quando i califfi appogiavano i cristiani del Medio Oriente”(Cuando los califas apoyaban a los cristianos del Medio Oriente) , cuyo título nos despertó una gran espectativa, y donde hemos podido descubrir la profundidad de su autor: el padre Samir Khalil Samir, jesuita, islamista y estudioso de las Lenguas Semíticas .

Egipcio de nacimiento, árabe y cristiano, Samir es más que una autoridad en los
problemas islámicos, un auténtico erudito, ya que los conoce desde sus mismos orígenes.
En su libro “Cien preguntas sobre el Islam “ pone de manifiesto su objetividad “desde su
origen histórico hasta el complejísimo problema actual de Medio Oriente y África, pasando por la historia de confrontación y expansión militar del Islam sobre el mundo cristiano”, según nos lo describe en la obra citada, a criterio de “Panorama Católico Internacional”, (Julio 13 de 2007 )

Aquí os dejamos algunos párrafos de este verdadero “piccolo” ensayo que Samir ha titulado: CUANDO LOS CALIFAS APOYABAN A LOS CRISTIANOS DEL MEDIO ORIENTE, que abarcan hasta finales del siglo XVI:

“Una mirada a la historia de los cristianos en el mundo árabe muestra una fecunda dialéctica entre el arraigo en su propia tradición y la apertura hacia otras culturas. Momentos tan fuertes han estado presentes en la creación de un humanismo interreligioso en la Bagdad del siglo X y la renovación eclesial en la época de la Reforma católica, que ha preparado el Resurgimiento árabe. Hoy como ayer todavía esta interacción es posible solo en presencia de regímenes abiertos a la alteridad y no replegados sobre un sectarismo obsesivo.”

“¿Qué futuro puede existir para la civilidad árabe en un Medio Oriente dominado por el sectarismo y el fundamentalismo?Esta demanda que comienza a perfilarse hace ya varias décadas, se ha impuesto en su forma más dramática luego del acceso de ISIS en Iraq y Siria. Hay una segunda cuestión, no menos grave en cuanto a sus consecuencias, que aflige en modo específico la comunidad cristiana de la región: ¿ seguirá habiendo espacio para ellos? Una respuesta concluyente a estas dos preguntas, estrechamente ligadas, no es probablemente posible. Todavía una visión total sobre el rol que los cristianos han plasmado históricamente en la civilización árabe evidencia alguna directriz que, proyectada sobre el futuro, consienten de evaluar las condiciones de una presencia cristiana en el Medio Oriente del siglo XXI aún sea posible.”

“ Cuando los musulmanes, bajo la guía del segundo califa Omar (634- 644) se lanzan fuera de los confines de la Península arábiga, se afianzan a la vuelta de pocos años en alguna de las regiones mas prósperas y progresistas de entonces. Siria, Egipto y la Mesopotamia, por tanto desgarrarse en el secular conflicto que opone bizantinos y persas, son famosos por sus escuelas de filosofía, ciencia, derecho y teología, que prolongan e irradian el patrimonio clásico. Inicialmente los conquistadores son atraídos por los aspectos exteriores de estas civilizaciones: la arquitectura, con sus monumentos, palacios, iglesias y monasterios, la técnica, la organización administrativa ; lo testimonia el vocabulario árabe que en estos sectores es rico en palabras tomadas del griego, sirio, persa y en menor medida del latín.”

“Este predominio del elemento islámico refleja probablemente el nuevo dato demográfico , por el cual a partir del 950 los cristianos ya no son mayoría en Bagdad ni en Iraq. A las contribuciones de los pensadores individuales , la común genealogía intelectual testimonia el nacimiento de un humanismo árabe inter -religioso. Cristianos, musulmanes y hebreos son discípulos los unos de los otros.
Se conforma así una nueva cultura mundial, que podemos definir “interconfesionales” porque es la obra común de los súbditos del imperio musulmán que pertenecen a las diversas comunidades religiosas.Tiene para el lenguaje árabe, forjado en Bagdad un modo de poder integrar todas las ciencias de la época. En efecto, cuando Hunayn Ibn Ishaq ( 808-873) el más consciente de los traductores, se pone a trabajar sobre las obras de Galeno, debe luchar con la lengua árabe que es un instrumento mas bien mediocre para la obra a la cual se dedica. Para adaptar numerosos conceptos deberá recurrir a términos griegos, sirios y persas, enriqueciendo así el léxico técnico del árabe.”

“Nuestros autores medievales sirio-árabes tenían bien claro el problema subyacente de la traducción: una lengua debe continuar y enriquecerse adaptándose a lo nuevo para no caer en una realidad moribunda que se disgregue poco a poco por falta de innovación. He aquí una primera enseñanza para nuestro presente: si la cultura árabe quiere continuar existiendo mas allá de un ghetto confesional, deberá regresar a experimentar toda la realidad de nuestro tiempo.”

“ En la era de la Reforma católica, surge una figura clave en Oriente, a través de Juan Bautista Eliano (1530 -1589) hebreo nacido en Roma hijo de una célebre familia de rabinos que se convirtió al catolicismo y fue recibido en la Compañía de Jesús, por el mismo San Ignacio. Luego de una primera misión en Egipto, Eliano es enviado a Líbano dos veces, entre el 1578 y 1582. Convoca con éxito un Sínodo de la Iglesia Maronita de Qannubin, en agosto de 1580, que refuerza el tradicional trato con Roma.Durante estas jornadas, Eliano concibe una idea revolucionaria: formar algunos seminaristas maronitas en Roma, en un colegio específico, en el cual puedan cultivar sus tradiciones dentro del ámbito universal del catolicismo. En Roma también tendrán acceso a la cultura teológica mucho mas amplia que la que se impartía en las montañas del Monte Líbano, siempre expuestos al riesgo de incursiones y razzias.”

“Quando I califfi appoggiavano i c ristiani del Medio Oriente”

Samir Khalil Samir., SJ. / Corriere della Sera , 19 / 03 / 2016

Foto: es.zenit.org


1 comentario:

Albada Dos dijo...

Es que estas religiones monoteístas...ay que ver qué daño han hecho, y hacen

Un abrazo