LAS CC.AA. Y EL ABANDONO DEL MEDIO RURAL




Nos está llegando una petición de change.org acerca del caso de un pastor que abandonó a 240 animales, los cuales han pasado una cantidad indeterminada de tiempo sin comida y sin agua.

Si bien este caso, ocurrido en Navarrete, como otro en Huesca fueron investigados por agentes del Servicio de Protección a la Naturaleza (Seprona) pertenecientes a la Guardia Civil, debemos señalar que estas inspecciones por parte del Seprona deben mantener una mayor periodicidad , a la vez que debieran actuar Asistentes Sociales que visiten con regularidad a los encargados de proteger a los animales.

En el caso de Navarrete fue detenido quien estaba a cargo del rebaño y demás animales, un portugués que se había dado a la fuga.

A nadie le es desconocido que el medio rural es sumamente difícil, y aquellas personas que están a cargo de los rebaños, pasan largo tiempo en soledad, lo que en nada contribuye a la buena salud de estas personas.

Para eso existen los servicios sociales. Para ser brindados a todos aquellos que están en mayor riesgo por la causa que sea.

Es un verdadero crimen contra los animales y la Naturaleza toda, estos abandonos que llevan a la muerte terrible por inanición de estas desdichas criaturas. No seamos indiferentes.

FOTO: www.larioja.org  

Comentarios

Albada Dos ha dicho que…
Llamamos animales a seres con más alma que muchos humanos, léase en este caso, esos pastores, pero ojo con caballos tras Rocío, perros de caza, tras haber servido bien. Hay idiotas.

Un beso
Rodrigo ha dicho que…
Hola, Beatriz. Hola a todos.
Cuando los animales sirven a nuestros intereses bien los cuidamos, los alimentamos, los limpiamos, etc.,etc.
Pero cuando dejan de interesarnos, o, directamente, nos suponen un incordio, una molestia, en fin, una carga, pues eso, soltamos el lastre y allá se las entiendan. Lo que clama al cielo es que, si al menos los dejaran libres para que se buscaran la vida; pero no, los dejamos encerrados, cuando no amarrados, atados, encadenados (como el galgo de la foto).
Esto ya no es desinterés, es, simplemente, crueldad.

Pero lo peor de todo esto, con ser muy malo el hecho en sí, es que quien perpetra estos atentados contra la vida de seres sensibles, lo hacen sin el menor resquemor o cargo de conciencia. Los animales han dejado de ser motivo de interés y da igual lo que les suceda. En cierto modo, ¿no es así como actúa el ser humano con el mismo ser humano?, ¿cuando vemos qué le ocurre a tanta gente con conflictos en sus respectivas regiones, y nos desentendemos de ellos? ¿No estamos no-actuando de la misma manera que quien abandona una finca a su suerte, con sus animales dentro, bien encerraditos?

Si se actúa así entre seres humanos, ¿por qué nos escandalizamos de que se haga con animales?
La crueldad, eso es lo peor; la crueldad agravada por la ignorancia de serlo. Esa es la que mira para otro lado cuando se producen situaciones de injusticia, la que permite, consiente y justifica que se produzcan situaciones como la que citas en este post, querida amiga.

Y, lo más peor (si posible), es que esa crueldad es consustancial al ser humano.
(Estos días de prohibición del Toro de la Vega tordesillano, por parte de una interesada Junta de Castilla y León, he oído a un natural del lugar, hombre ya jubilado de todo —incluso de la aconsejable función de pensar y argumentar—, decir, en su defensa de la "señera tradición", con retórica inquisitiva, que: ¿Pa' qué son los animales? Pa' matarlos —se contestaba a sí mismo).

Suma y sigue.

Gracias, como siempre, Beatriz por proponer. Un abrazo a todos

Entradas populares

Astronomy Picture of the Day

Páginas vistas en total