miércoles, 11 de abril de 2012

VIVIR EN DEMASÍA






La señora Lagarde, devenida actual jefa del FMI a causa de los impetus eróticos de Dominique Strauss Kahn - que debió renunciar a continuar dirigiendo el Fondo - ha salido a alertar “del riesgo de que la gente viva más de lo esperado “ y no contenta con ello pide que “ SE RECORTEN LAS PENSIONES Y SE RETRASE LA EDAD DE LA JUBILACIÓN DE FORMA voluntaria u obligatoria “ .

Nos hemos restregao los ojos para cerciorarnos que estamos despiertos. Que no es una de nuestras peores fantasías.

Hace unos años, un conocido nuestro, hombre de raíces itálicas, nacido en lejanas tierras americanas, de entonces fuertes e inteligentes 80 años, estaba a punto de contraer nupcias con la que fuera su primera noviecita. Amores de juventud que quedaron truncados por el servicio militar de aquellos tiempos, y el presuroso cambio de domicilio de la familia de la noviecita para ocultar el embarazo de la joven. Sesenta años después, viudos ambos, se reencuentran y poco a poco retoman el diálogo interrumpido. No solo son abuelos , sino bisabuelos . Deciden casarse, pero le llega a este hombre una citación de parte de la Seguridad Social de Italia para recibir una pensión del gobierno italiano y ahí mismo, previa una conversación telefónica con la novia, viaja a Italia . Faltaban dos dias para la boda, así que, bien puede decirse que una vez mas dejó a la novia plantada .
Primero el dinero, después el casorio, dijo y se subió muy orondo al avión.

La suma que percibió era sumamente atractiva. Regresó. Cumplió su palabra y se casaron. Y no solo eso, sino que el dinero percibido le sirvió para pagar la mitad de un piso moderno, con vista al mar ,amoblado y decorado con el mejor y mas fino sentido estético que siempre ha acompañado a este hombre.

Casos como el de él, hubo muchos en la Italia pujante de los últimos quince años.
Nos preguntamos, cómo puede ser que los dirigentes del FMI salgan a decir esto que ahora dicen ? ¿Qué se ha hecho con todos esos fondos de pensiones que la clase trabajadora aporta mes tras mes ? Habrá quien aporte tan solo 300 euros, pero la media aporta mas de 1.200 euros y otros, los menos , muchísimo mas.

¿Cómo es posible que hace unos años se pagaran mas de 20 mil euros a un pensionista? Además a un pensionista que NUNCA APORTÓ UN SOLO CENTAVO. Por el solo hecho de portar la nacionalidad italiana.

Si alguno de vosotros, mis queridos lectores , me puede aportar una explicación sobre este estado de posible emergencia de los fondos de Pensiones, os lo agradeceré.

5 comentarios:

Rodrigo dijo...

Hola, Beatriz, como siempre, tan oportuna.

Pues explicaciones no es que tenga, pero especulaciones(que suena parecido), varias.
Una de ellas parece orientar a la causa de que estos dos países --España e Italia-- (y no digamos Grecia) estén con problemas de Déficit Público (del privado hablaremos otro día) y de credibilidad ante los "difusos y confusos inversores plutocráticos".

El estado de creciente bienestar gozado hasta la fecha parece que es insostenible. La edad de jubilación se antoja prematura (se les antoja a "ellos", claro) para una esperanza de vida que cada vez se alarga más.
Hasta ahora uno podía cotizar durante un mínimo de cuarenta años de vida laboral (en la realidad, esta cifra se ha ido acortando progresivamente) y recibía del Estado, en base a esa cotización, una pensión durante los 15 que les restaba por vivir.

Hoy la vida laboral peligra, no ya para sostenerla durante cuarenta años, sino simplemente para optar a ella. En cada vez más ocasiones los cotizantes cotizan menos años, y al acabar su "vida laboral" (sean 65 o 67 años), tienen derecho a percibir la pensión (que lo será proporcional al tiempo cotizado).

Pues bien, a lo que (les) parece este estado de cosas no es sostenible. Vivimos demasiado, y los últimos años, precisamente, son esos en que más gastos sanitarios se suele causar bajo el paraguas de la pensión, la gratuidad sanitaria y la farmacológica. Esto, parece que es, entre otras cosas,lo insostenible. Luego habrá que poner remedio...

¿Cómo? Es fácil caer en el tremendismo y la caricatura: propongo (para darles ideas --que seguro ya han tenido) un "Pasaporte para la Eternidad".
Esta solución final podría administrarse, por ejemplo, en base a lo que yo llamaría la estrategia de la Compañía de Seguros: según la "siniestralidad"; es decir la mayor o menor propensión a los achaques (no es lo mismo un enfermo crónico, que alguien con salud de hiero), se administrará "el remedio" antes o después (así, se puede dar el caso que alguien pueda sobrevivirse durante 90 años; y quien, al día siguiente de dejar de cotizar, sea "pasaportado" a mejor vida --por su bien y el de la Nueva Sociedad del Bienestar, por supuesto).
Es solo una idea, ¿eh?

Una cosa sí es cierta, mi querida amiga (mis queridos amigos invisibles): de crédito no se puede seguir viviendo, entre otras cosas porque no lo tenemos. Habrá que desechar las tarjetas y volver al efectivo, habrá que recuperar las terapias naturales (infusiones, cataplasmas, ventosas, baños de asiento),... y a lo que se ve, en esas estamos; en esas, al menos, y descaradamente, está el gobierno de nuestra querida España, pues no otra cosa se está haciendo sino que reformar "hacia atrás" (Gallardón "el justo", Montoro "el avaro", Guindos "el dondedijedigomedicenDiegoperdón", Fátima "la eh!eh!ytúmás", Fernández-Díaz "el melaenvaino", etc., son ejemplos sobradamente ilustrativos de este avanzar retrocediendo --¿estrategia del cangrejo desorientado?).

Un abrazo, con guiño, para todos.

Anónimo dijo...

Rodrigo: No niego la crisis.Pero hay que observar que quienes dirigen los bancos,como los mismos políticos,cobran unos haberes mensuales ESCANDALOSOS.Las clases dirigentes estan ESCLAVIZANDO al pueblo llano.Realmente estas declaraciones de Lagarde son francamente GENOCIDAS.Sinceramente,me quedo con la edad de Piedra,con las tribus que vivian de la caza y de la pesca,si ESTA CIVILIZACIÓN debe terminar en el genocidio de los gerontes.
Cordiales saludos .

Beatriz.

Rodrigo dijo...

Mais... Oui, madame!

Yo creo, contigo, que por qué lo que antes era posible y hasta deseable, de repente (a partir de que a alguien se le ocurre hacer ingeniería financiera, inventarse las hipotecas "subprime", jugar al póker con la economía mundial y todas esas justificaciones que nos han dado para decir que este sistema construido en base a un crecimiento piramidal ya ha tocado techo) ya no puede sostenerse.

Aún espero oír una justificación medianamente clara. Se dice que es errada la maniobra de sólo contención del Déficit y el Gasto (recortes, ajustes, desempleo, retroceso del estado de Bienestar), que sería mejor administrar políticas de crecimiento, pero: ¿en base a qué? ¿Con qué medios? ¿Con endeudamiento? ¿Y quien facilita el crédito para endeudarse? Aquí hay alguien que nos oculta la verdad de toda esta historia (alguien, que serán varios, al/los que probablemente le/s huelan a caquita los pantalones).

Efectivamente, Beatriz, toda esta crisis para tantos no lo es para los que mandan y establecen las políticas. Ellos aunque se rebajen el sueldo un 20% (que no lo hacen, al final, no lo hacen) siempre seguirán cobrando, con puntual seguridad, sus buenas bolsas repletas de doblones.
A veces creo que se creen que somos niños, y tontos. Otras veces me cabrea oír a gente muy bien informada (en los debates, coloquios y mesas redondas) que mejor es que sus hijos ganen 400 € de un minijob a que estén en paro. Es decir se justifica el esclavismo (porque no nos engañemos: sofisticado, pero esclavismo a fin de cuentas --con derecho a tv LED, coche, piso sin pagar y vacaciones en Benidó. Todo ello pendiente de un hilo, y de lo que diga el jefe, así es que mejor no ser levantisco y sí conformista).

Lo dicho. Veremos sí el gallardo Ministro de Justicia no se nos descuelga un día con una ley para contemplar, por caridá, la "eutanasia solidaria" (en aras del bien común y de las arcas del Estado, que alcanzará, así, elevadas cotas de Malestar).

Además, Beatriz, esos señores que dirigen las sacrosantas instituciones financieras y gubernativas de nuestro venerando Estado de Regularestar deben cobrar esos altísimos sueldos para acallar las voces de sus propias conciencias. Que ya se sabe que lo áspero con vaselina entra...

Pero vamos a ver: ¿no se ha sido capaz de estafar a esos pobres ancianos los ahorros de toda su vida en inversiones descabelladas de donde nunca, NUNCA, podían recobrar lo invertido? (en la Comunidad Valenciana, España, varios bancos han cometido esas tropelías). ¿De qué estamos hablando? ¿Qué sociedad es esta que permite algo así y no pasa nada?

No sé si en la Edad de Piedra (en esa época, Beatriz, sí se ejercitaba el genocidio gerontológico: cuando alguien ya no era útil para la tribu, caput, antes de ser una carga), pero hacia ella vamos orientados.
Quizá una Edad de Lapislázuli... sería mejor (ante todo, el sentido estético, amiga mía).

Un abrazo

madamebovary dijo...

Excelente blog. Beatriz, de forma amena e irónica, Rodrigo ha explicado unas especulaciones que suscribo, en respuesta a su petición. Sólo puedo añadir que el descarnado desparpajo de estos tecnócratas tiene la virtud de poner a cada cual en su sitio, sin tapujos. Saludos cordiales

Anónimo dijo...

madamebovary: Bienvenida y GRACIAS por tus conceptos.Retribuyo los saludos.

Beatriz.