LOS PERROS GUIAS

Dorothy Harrison Eustis fue la fundadora de THE SEEING EYE , y la creadora de la primera escuela de entrenamiento para perros guías. Esta americana, residente en Suiza, entrenó su primer perro alrededor de 1927 y fue a partir de una publicación en el Saturday Evening Post dando a conocer la labor de este perro, como nació esta primera escuela, que lleva en los Estados Unidos mas de 80 años.

Tal ha sido la repercusion que la labor de estos perros brinda para la seguridad de los invidentes, que  numerosos  países  de los cinco  Continentes  poseen estas escuelas de entrenamiento para perros guias.
Son los pastores alemanes,labradores y golden retrievers las razas de perros mas adecuadas para tal fin, debido al carácter de estos perros,en cuyos antecedentes destaca el nunca haber atacado a seres humanos, dado que la compañía del animal forma parte de la vida de su dueño íntegramente.
Joyce Feng – publicista y entrenador de perros guías radicado en Taiwan – nos explica que “ los cachorros de dos a cuatro meses son confiados a las familias adoptivas para que desarrollen rutinas diarias regulares y buenas costumbres, lo que significa que no pueden ladrar, morder, saltar sobre las personas o sobre los muebles. Lo mas importante es que se acostumbre a no hacer sus necesidades dentro de la casa y a tener hábitos sanitarios muy regulares “

A partir de que los cachorros han aprendido a controlar sus necesidades ,son habituados a viajar en transportes públicos,ingresar, permanecer y salir de tiendas y asistir a reuniones .
A partir del año de edad, el perro es evaluado por la Asociación de Perros Guías. Se calcula que un 50% de los perros son eliminados. Aquellos que continúan el entrenamiento que dura entre 12 y 18 meses, deben asistir diariamente a recibir sus lecciones básicas,mediante las cuales van reconociendo las órdenes, las tareas y las habilidades que el perro guía debe dominar. Las órdenes se dan en inglés, para evitar que los transeúntes distraigan al perro dándole ordenes en otros idiomas. A partir del momento que el perro aprueba el curso, está a disposición de la persona invidente que habrá de solicitarlo.
No ocurre de forma espontánea. Tanto el perro como la persona que adoptará su compañía tienen una etapa de prueba que dura dos semanas. Así es como se comprueba si” son compatibles el uno con el otro y si el amo es capaz y está dispuesto a hacerse cargo del perro.”
Poco a poco ha ido trascendiendo la labor de estos perros guías en la sociedad actual, aunque en general se los vé con gran simpatía, no en todos los países han sido recibidos de buen agrado por los usuarios de los medios de transporte. Para que tengamos presente un dato importante: de las 60 mil personas con discapacidad visual que viven en Taiwan, tan solo hay 32 perros guías profesionales en el servicio.

Fuente:NOTICIAS (Boletin informativo sobre Taiwan)Traducido del Taiwan Today por Silvia Villalobos.



Comentarios

Entradas populares

Astronomy Picture of the Day

Páginas vistas en total