martes, 2 de octubre de 2012

EL PENSAMIENTO DE RAJOY






 “Uno de los tópicos más en boga en el momento actual en que el modelo socialista ha sido votado mayoritariamente en nuestra patria es el que predica la igualdad humana. En nombre de la igualdad humana se aprueban cualesquiera normas y sobre las más diversas materias: incompatibilidades, fijación de horarios rígidos, impuestos –cada vez mayores y más progresivos- igualdad de retribuciones…En ellas no se atiende a criterios de eficacia, responsabilidad, capacidad, conocimientos, méritos, iniciativa o habilidad: sólo importa la igualdad. La igualdad humana es el salvoconducto que todo lo permite hacer; es el fin al que se subordinan todos los medios.
Recientemente, Luis Moure Mariño ha publicado un excelente libro sobre la igualdad humana que paradójicamente lleva por título “La desigualdad humana”. Y tal vez por ser un libro “desigual” y no sumarse al coro general, no ha tenido en lo que ahora llaman “medios intelectuales” el eco que merece. Creo que estamos ante uno de los libros más importantes que se han escrito en España en los últimos años. Constituye unaprueba irrefutable de la falsedad de la afirmación de que todos los hombres son iguales, de las doctrinas basadas en la misma y por ende de las normas que son consecuencia de ellas.”

Mariano Rajoy Brey

    FARO DE VIGO, 4 de marzo de 1983
IGUALDAD HUMANA Y MODELOS DE SOCIEDAD

Nos ha resultado sumamente interesante esta nota publicada por el actual Presidente del Gobierno de España, refiriéndose a la Igualdad Humana.Es verdad que han transcurrido casi 30 años desde entonces, pero no vemos en el modo de conducir su gobierno – o su desgobierno – que sus puntos básicos hayan cambiado. Es evidente y por todos señalados, que Rajoy se ha instalado en el gobierno de España para favorecer EXCLUSIVAMENTE LAS ALTAS CLASES SOCIALES. Así como se ha lanzado a recortar los presupuestos que conciernen a ENSEÑANZA Y SANIDAD, también lo ha hecho con los dedicados a la lucha y prevención de incendios, fruto de lo cual España ha pasado un verano ardiendo desde en norte al sur de la Península, y también las Islas. Se han perdido miles de hectáreas de bosques que, muy difícilmente se habrán de recuperar . Nada ha hecho para que quienes mas poseen, tributen con el espíritu puesto en los valores de “su estirpe” . Los sacrificios mas forzados los ha demandado a las clases medias y a los trabajadores. Al punto de haber arrasado el ESTADO DE BIENESTAR.
Lo que Rajoy no ha tocado NI LO HARÁ a quienes poseen las mayores fortunas de España y que, paralelamente son quienes cometen los mayores fraudes fiscales. Al contrario, les ha favorecido con una AMNISTIA FISCAL, que es en si misma un estímulo a seguir evadiendo impuestos. En la realidad ha legitimado esta centenaria práctica de evadir las cargas impositivas por parte de los mas poderosos.

En ese mismo artículo Rajoy hace mención a los aspectos genéticos refiriéndose a “los hijos de buena estirpe “. Y aquí es donde no podemos dejar de hallar en su pensamiento un paralelismo con el de Adolf Hitler, que también predicaba las excelencias de la raza aria.

Quienes se dedican a la cria de perros de raza, seguramente aplican ciertas tendencias y orientaciones . Aunque de todos modos, el obtener un ejemplar de tales o cuales características no siempre se ha logrado.La HUMANIDAD es el resultado de las leyes de la EVOLUCIÓN . La buena estirpe no existe. Existen hombres y mujeres que responden a sus circunstancias, a su propio Destino y a su época.

El predicado socialista al que alude Rajoy, se refiera a LA IGUALDAD ANTE LA LEY. No hace mucho tiempo, Gabriela Bravo, expresó que “ No todos los imputados son iguales ante la Ley” , en tácita referencia al caso de Iñaki Urdangarín, esposo de la Infanta Cristina. Gabriela Bravo es la portavoz del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) . La IGUALDAD lleva implícita la IGUALDAD DE OPORTUNIDADES ,las cuales durante muchos años fueron verificables, toda vez que se llamaba a concurso o licitación para realizar tales o cuales obras y en las que intervenían libremente todas las empresas que se consideraban con capacidad para asumir tales proyectos.
Ya hemos visto cómo algunas Comunidades Autónomas amañaron tales concursos, como ha demostrado la investigación de la trama GURTEL.
Para quienes deseen leer la totalidad del artículo publicado por El Faro de Vigo en 1983,aquí está el
link:



2 comentarios:

Rodrigo dijo...

Hola, Beatriz. Hola a todos.

Vaya, vaya... ¿qué tenemos aquí? Recién acabo de ver la película titulada "La noche de los generales", cuya trama está hilvanada al último atentado (fallido) contra Hitler. En ella un siempre espléndido Peter O'Toole interpreta el papel de un General maníaco y chiflado, un carnicero que no conforme con matar de mil en mil amparado por la guerra, se dedica al más privado asesinato y posterior descuartizamiento de sus víctimas, todas ellas prostitutas, cazadas al vuelo de sus ratos libres. En la película (que no es para tirar cohetes, pese al elenco protagonista, al que se suman al antes nombrado: Omar Shariff, Philip Noiret, Tom Courtenay o Donald Pleasance), obviamente se ven varios uniformes como el que inviste al Presidente Rajoy, el más mariano de todos los presidentes, en la portada caricaturesca del post. Y esto viene a cuento, no solo por el uniforme, ni tan siquiera por la locura del protagonista, sino por esa recurrente forja de talantes fascistoides en los años mozos de quienes han presidido este país (España) por parte del PP. Ya que, si mal no recuerdo, el señor Aznar se descolgaba con diatribas de corte y confección falangista, allá cuando cachorro (después se convertiría en todo un lobo feroz).

Es lo que tienen las locuras de juventud de estos aprendices de intelectuales, elitistas de pitiminí (y de medio pelo), que quieren enmendar la plana al mísmísimo Popper (Karl) por lo liberal y lo sobrepasan por la derecha, muy, muy, por la derecha.

Para estos señores (Rajoy, Aznar, pero no solo) la igualdad de "los socialistas" es la tábula rasa de los bolcheviques estalinistas (pueblo, claro, no élite), de los comunistorros camboyanos y otras hierbas de fumar. Cuando, como muy bien dices, Beatriz, de lo que se trata es de la igualdad ante la ley y de oportunidades. Y eso, eso, nadie mejor que estos señores para mostrarnos el camino... contrario. Ellos sí que nos aleccionan con una demostración de elitismo, pero del más casposo y trapacero. ¿Gürtel, dices, Beatriz? Eso no es nada. Mira no más el pelotazo inmobiliario y el subsiguiente bancario, y el constante financiero.

¿Hijos de buena estirpe? ¿Te refieres al pedigree? Es very importante, Beatriz. A Eton no va cualquiera, ni a Harvard, ni a la John Hopkins. Me río cuando escucho que hoy día no existe la lucha de clases. Claro que no existe... ¡la lucha!, ¿pero las clases? Esas siguen ahí, y se están encargando de recordárnoslo, pero no solo Rajoy (que lo que hace, junto a sus compinches, es aprovecharse del viento a favor), sino Europa sometida y rendida --sin lucha-- al dominio de los plutócratas.

Muy bueno el post, Beatriz. Te felicito, y te agradezco la oportunidad del desahogo.

Rodrigo dijo...

Hola, otra vez, Beatriz (et tout le monde).

No quería dejar pasar este post sin abundar en un particular de lo que, a parte de ser molla y fundamento del pensamiento de Rajoy y Aznar, es una deriva general de las ínclitas élites gobernantes de nuestra derechona católico ultra-liberal. Además, la actualidad lo sirve en bandeja, pues lo subraya. Me refiero a esa tendencia, ya anunciada a bombo y platillo sin ir más lejos en la Comunidad de Castilla la Mancha, de intentar derivar la acción de gobierno a "los mejores". Esto que en sí y por sí debería ponernos a todos de acuerdo (¿quién no quiere a los mejores dirigiendo la gestión de su país?), esconde la desagradable sorpresa de que en este caso, la señora "mejora" Cospedal, identifica a "los mejores" con "los opulentos", es decir, con quienes no necesitan el mísero sueldo de diputado para arrimar el pan a sus mesas; abundo: los caciques y terratenientes de toda la vida y herederos de buena familia y henchida bolsa, a los que se suman los plutócratas y demás clase dominante acorde con los modernos tiempos, toda una nueva Corte de especímenes de esmerada educación en colegios y universidades (muchas veces privados/as. Lo que no significa, no obstante, que tengan acreditada una superior inteligencia, antes, más bien, nos demuestran constantemente lo contrario).

Lo inquietante de este pensamiento elitista no es que pase por las mientes de unos pocos (o muchos) ultra-liberales insolidarios; no, eso no es lo alarmante. Lo peor es que intentan "convencer" a la masa votante (vulgo, "pueblo") de que eso es lo mejor para todos (obviamente, para ellos). Privando a quienes no tienen posibilidades, más que el producto de su trabajo y de su inteligencia, pero sí conciencia solidaria y de servicio a ideales más elevados que no cotizan en bolsa, de poder ocupar puestos como representantes populares. Vamos, puro dislate democrático que nos retrotrae a épocas muy, muy arcanas; de aquellas en que las sociedades se dividían en Señores (ellos) y siervos (todos los demás, es decir, el pueblo).

Lo que no acabo de entender es cómo los siervos, perdón, el pueblo, ése que los vota, puede permanecer impasible, prietas las filas y contenido el ademán.
Triste sería que, al final, todo se resumiera en nuestro sapientísimo refranero/anecdotario, y se concluyera que mejor que nos gobierne quien tiene dinero, que así no estará sujeto a corrupción... Pero claro, para ello, para creer en la dudosa verdad de este aserto, han de darse por hecho dos cosas: la superior honorabilidad del adinerado, y su vocación de servicio. Creo que con esto está dicho todo (a las pruebas me remito).
Si esto no es conciencia de "clase", venga dios y lo vea. Menos mal que hay quien lo ve y no se lo cree. La lucha está servida.

Un abrazo a todos.