jueves, 6 de septiembre de 2012

ARQUITECTOS A LA PICOTA

Habría que matarlos.¿Tu sabes por qué habría que poner pena de muerte ? Me caen mal los arquitectos porque sus crímenes perduran mas allá de su propia vida”.

Quien lanza estas lindezas necrófilas contra la arquitectura es Esperanza Aguirre en su enésima pillada a micro abierto. Fue durante la visita de la presidenta regional a la localidad madrileña de Valdemaqueda tras el gran incendio que asoló la sierra, la misma visita en la que se quejó de la presencia de los medios de comunicación."

"Aguirre, sobre los  arquitectos: "Habría  que  matarlos "

M.José Diaz de Tuesta / Victoria Torres Benayas – Madrid , 6/ 09 / 2012
El País, versión digital

Como diría mi Pacurro : La Espe da pa too ! De tanto echar los perros contra unos y contra otros, de azuzar por lo público y lo secreto, como fue el asuntito de espiar a sus mismos colegas y compañeros de partido - con detectives privados incluídos, sigilosos siguiendo a Don Cual, y don Vual y escribiendo horarios de llegadas y salidas en sendos partes diarios - ella de tanto darse para lo roto como para lo descosido, ya en las fotos le fluye su propia caricatura. Debe ser la única mujer que de tanto exprimir el poder político, se le ha desdibujado su propio rostro y le ha sobrevenido esa careta propia de Carnaval . Eso es lo que tiene la Política. El poder de transformar el mas bello ramo de flores en una auténtica mierda pútrida y maloliente !!

Seguro que alguna vez esta mujer hasta habrá tenido su belleza. Y por qué no sus encantos ! Vaya uno a saber ! Que su marido se supo conseguir , y hasta con título nobiliario de marqués.

El asunto es que les ha tocado ahorita el turno a los Arquitectos, de ser salteados y sin condimento en la sartén de la doña Espe.
Hay que matarlos”. Le ha salido del alma torera que se tiene entre los  frunces de sus labios !

¡Que tirria que les tiene! Y lo bien que lo ha explicado. “Porque sus crímenes perduran mas allá de su propia vida” . Jolín ! Si miramos a los arquitectos egipcios, llevan lo menos 3500 años muertos, y ahí estan esas columnas del templo de Karnac , en Luxor, que cada vez que las miramos nos corren escalofríos. ¿Qué edificio sostuvieron alguna vez ? Propio de cíclopes, de seres gigantescos que diseñaban y construían a lo grande !! Y en piedra !!

No en estos hormigones moldeados con alma de hierro, granzas, cemento y arena ! Que cuando llega el verano se dilatan y en el invierno se contraen, y de tanto dilatarse y contraerse se les abren grietas y anda, que te cure la Lola, porque nunca más en tu puta vida lograrás quitarte de esas filtraciones y humedades !!

Pero de ahí a decir “Hay que matarlos” . Seguro que algunos arquitectos que se toparon con la Espe, fueron muuuchoooo mas listoooos que ella !!


1 comentario:

Rodrigo dijo...

Hola, Beatriz. Hola a todos.

Es que la Espe es mucha Espe. Castiza, cañí y noble de aquéllas que se regalaban algún que otro paseo (en calesa, claro) por la Pradera de San Isidro tras la romería en la festividad del santo.
Cortesana "malgré" el advenimiento de la democracia, ya sabemos que no se corta un pelo a la hora de largar; en no pocos apuros ha puesto a los suyos (PP) desde que se metiera en estas cosas de la política.
Su proverbial incultura no cuadra con la educación que se sospecha en una noble (todos recordamos sus primeras muestras de erudición como Ministra de Cultura, entre ellas su desconocimiento de quién era aquella Sara Mago que había obtenido el premio Nobel de Literatura en 1998) pero es que ya se sabe: hay nobles y "noblesas".

Ultraliberal para lo que le interesa, no duda en lanzar vituperios y diatribas fuera de tono y contexto, al tiempo que es capaz de solidarizarse con sus opositoras por las vejaciones "video-íntimas" sufridas.
No le duele el cerebelo al demostrar su roma inteligencia, pero, ¿qué importa, si es la más votada en la capital del reino?
Pregona su vulgaridad como sólo una condesa "berlanguiana" puede hacerlo, como sólo en España es posible hacerlo, como sólo entre un pueblo conformista y desorientado puede ser admitido.

¿Alguien da más? Sí: Ella, la condesa de Murillo, la Grande de España, que se envida más y contraataca con un órdago al sentido común apostando por una moderna Sodoma (pero cutre), rebautizada con el rimbombante nombre de Eurovegas en aquellas mismas praderías que inmortalizara Goya repletas de solaz y gentes sanas divirtiéndose. Ahora será igual, pero con máquinas tragaperras, black jack, póker, ruletas, puterío y nieve adulterada -para esnifar- aún en verano. Todo sea por el trabajo (¿trabajo digno? Eso está por ver. Con la mafia hemos topado, y no con Marlon Brando precisamente).

¿La salida de tono de los arquitectos? Una patochada más de una paleta con título nobiliario.
Hay tanto de dónde rascar con esta mujer, Beatriz, que todos esos detalles que das, con ser sobresalientes y característicos de su gobernanza, no son sino un mero muestrario (representativo, eso sí).

Agarrémonos que vienen curvas pero que muy, muy, muy cerradas.