La Doña Manuela

Aunque toavía é una cría, le digo a mi chiquiya: ”Aprendeté a ser avispá” .Vosotras las mujere sois lo MASIMO QUE DIÓ CREÓ .
Y mesequeda mirando como cuando se levantaba apena un palmo de la mesa, y con sus ojiyo de faraona miraba carculando si su pare la veía meté la manita en la bombonera pa premiarse er paladá.
Pa ejemplo te la pongo a la doña Manuela. Fíjaté que se vivía en un paí bastante atrasaíyo donde no se habia las leye de disolució der matrimonio.Era en unos tiempos que mejó pasá lo má flaco posible sin poné los pié en la historia, porque de seguro vamo fregao. Pero er tío quentonce gobernaba ,peleose mú malamente con er Nuncio Postólico, y zás!, entre gayo y medianoche se hizo la Ley del Divorcio.
Que asigún cuentan los letrao, duró poco la ley.
Pero en ese poco -en esa baldosiya floja - se acomodó la doña Manuela para obtené er divorcio. Y mira que divorciarse nunca fué fácil.
Si lo sabría el Enrique VIII que pa quitarse del matrimonio con la Catalina de Aragón yegó a repudiarla y como er Papa no le concediese lo quel pretendía, ahí mismo se hizo su Iglesia Anglicana . De seguido se puso en nuevas nupcias con la Ana Bolena - y como sería de miserable este EnriqueVIII - al año de lo eponsales con la Bolena se declaró cornudo y venga la pobre reina a rodá su cabeza.La decapitó!
El caso é que la doña Manuela tenía er conyugue en paradero desconocío y fuese a consultá con unos abogaos de musha marca como los casimire inglese, y los tales laistruyeron en los pormenores de la ley hasta que se pusieron de acuerdo – usea quentró er chivo en el lazo.Que hasta hubieron menesté der oficio dun detective paverigüá er posible domicilio del marío fugao.
Ar poco tiempo ya se tenían señales de vía der tal hombre . Y así una güena mañana los abogaos, er detective, argunos testigos y la doña Manuela, se arquilaran tré güenos autos y se fuesen en caravana ar tal domicilio. Quedaba en una zona aledaña a la ciudá, como si sería un pueblecito que estaba en ciernes, levantandose a duras penas de sus habitantes cerca de la ciudá poderosa y bella.
Cerca ya de arribar a su cometío, sencuentran un mushashito andandose en su bici ,que no era ni má ni meno hijo de la doña Manuela, pero ya ni recuerdo tenía el pobre de su Mare, y le han preguntao los de la caravana:
-Ande queda esta caye y con esto número?
-Siguiendo el camino, bastante cerca . Pasando la segunda casa, la tercera es .
Y fuesen andando.
Se yegan y bajan tóos de los autos, menos la doña Manuela. Acercándose a una mujé questá barriendo las hojillas que traen los vientos, la interrogan:
Vive aquí don Fulano de Tal?
-Aquí vive, sí señó- responde ufana la mujé.
-Está usté bien segura que don Fulano de Tal vive aquí? Es este su domicilio?
-Pues sí, señó, como no viá estar segura, si yo soy su Mujé.
Y haciéndose er sordo, uno de los abogáos vuelve a preguntá:
Señora, puede Ud. por su conocimiento decir que aquí es donde vive don Fulano de Tal?
-Sépaló de una güena vez!! Aquí vive, se come , se duerme y se folla conmigo!! -
Ansí fué la cosa de como logró la doña Manuela divorciarse de quien fué su marío en un paí que tuvo ley de Divorcio por menos de sei mese! Y conste que la tal doña Manuela apena se sabía firmá. Magínate lo que selograría de ser estudiá!!

Comentarios

Entradas populares

Astronomy Picture of the Day

Páginas vistas en total